Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tres centrales térmicas españolas, entre las 30 empresas más contaminantes de Europa

Una aerolínea, Ryanair, entra por primera vez entre las 10 compañías que más dióxido de carbono emiten a la atmósfera

Central térmica de As Pontes, en A Coruña.
Central térmica de As Pontes, en A Coruña.

El consejero delegado de Ryanair, Michael O'Leary, tachó en una entrevista hace dos años la preocupación por el cambio climático de "total y absoluta paparrucha". La Comisión Europea ha divulgado este lunes nuevos datos sobre la emisión de dióxido de carbono de las empresas de la UE sujetas al mercado europeo de derechos de emisiones y, por primera vez, una aerolínea se ha colado en los primeros diez puestos, copados tradicionalmente por las centrales térmicas de producción de energía eléctrica. Los vuelos de la compañía irlandesa en la UE emitieron a la atmósfera en 2018 casi 10 millones de toneladas de CO2 equivalente.

Pero Ryanair es una excepción en la lista: de las 30 empresas que más gases de efecto invernadero emiten, 22 son centrales termoeléctricas, donde se produce electricidad a partir de combustibles fósiles (fuel oil, gasoil, carbón, gas natural...). También hay industrias siderúrgicas y una refinería. La lista la encabeza la central de carbón de Belchatow, en Polonia. Los 10 primeros puestos de la lista están copados por centrales de carbón alemanas (hay siete). Actualmente el carbón suministra el 37% de la electricidad en Alemania, que recientemente ha decidido eliminar esta fuente de energía tan contaminante en 2038.

LAS EMPRESAS MÁS CONTAMINANTES DE LA UE EN 2018

Millones de toneladas de CO2 equivalentes

Fuente: Comisión Europea.

Tres instalaciones españolas figuran entre esos 30 primeros puestos (ver gráfico): las centrales térmicas de As Pontes, en A Coruña, propiedad de Endesa; la de Aboño, en Gijón, propiedad de EDP, y la central térmica Litoral, en Almería, que también es de Endesa. El año pasado solo había dos centrales españolas entre los primeros 30 puestos. As Pontes, que quema carbón, expulsó a la atmósfera 7,9 millones de toneladas en 2018, un 2,2% menos que el año anterior. En 2018 el carbón cubrió el 13,5% de la demanda de energía eléctrica en España, frente al 16,5% de 2017. 

Los nuevos datos divulgados por la Comisión Europea corresponden al régimen de comercio de derechos de emisión de la UE (RCDE en español; ETS en inglés), la principal herramienta europea de lucha contra el cambio climático. Este sistema limita las emisiones de más de 14.000 instalaciones de gran consumo de energía (centrales eléctricas y plantas industriales) y de las compañías aéreas que operan dentro de la UE. Las cifras muestran que en 2018 las emisiones totales cayeron un 3,5% con respecto al año anterior, según el análisis de Sandbag, un think tank a favor de la lucha contra el cambio climático con sede en Bruselas. 

Todos los sectores redujeron sus emisiones de gases de efecto invernadero menos la aviación, que las aumentó un 8% en solo un año, según los datos publicados por la UE. De ahí que la ONG Transport & Environment haya denunciado que estas cifras muestran "el fracaso de Europa a la hora de imponer medidas efectivas que pongan freno al crecimiento de las emisiones de la aviación, que no paga impuestos por el combustible ni el IVA de sus billetes". "Ryanair es el nuevo carbón", asegura el responsable de aviación de la organización, Andrew Murphy, en un comunicado.

Caída del 6,3% de las emisiones en España

Casi 1.200 empresas españolas de sectores de consumo energético intensivo figuran en el listado de compañías bajo el paraguas del RCDE que todos los años deben reportar sus emisiones al sistema. Además de las centrales de Aboño, As Pontes y Litoral, en 2018 las 10 empresas españolas más contaminantes fueron otras térmicas como la de Teruel, propiedad de Endesa; refinerías como la de Repsol en Cartagena y una siderúrgica: las instalaciones de ArcelorMittal en Avilés y Gijón.

La primera compañía aérea española que aparece en el listado es Vueling, que emitió en 2018 casi 2,2 millones de toneladas de CO2 equivalente (la medida en toneladas de la emisión de todos los gases de efecto invernadero), y que ocupa la décimosegunda posición entre las empresas españolas más contaminantes.

En 2018 las emisiones de la industria, el sector eléctrico y la aviación en España fueron de 132 millones de toneladas de CO2 equivalente, un 6,3% menos que las 140,9 millones de toneladas de 2017. Este año la emisión de gases de efecto invernadero había subido un 10% con respecto a 2016, cuando España emitió 128,1 millones de toneladas. 

La central de Aboño es una de las mayores de España, con una potencia cercana a los 1.000 MW, y "una de las más eficientes", asegura un portavoz de EDP, que explica también que para producir energía eléctrica utiliza carbón y gases siderúrgicos procedentes de la factoría de ArcelorMittal en Veriña. Según la empresa, la siderúrgica deja de emitir más de 2,5 millones de toneladas de CO2 directamente a la atmósfera porque se utilizan en la generación de electricidad.

Fe de errores

En una primera versión de este texto, se indicaba de forma incorrecta que la central térmica de As Pontes está en Pontevedra. La planta se encuentra en A Coruña.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información