El Tesoro logra una demanda récord de 47.000 millones en una emisión sindicada

Capta 10.000 millones en una operación en la que la ministra Nadia Calviño destaca el interés de los inversores internacionales, sobre todo asiáticos

La ministra Nadia Calviño, junto al presidente del Eurogrupo, Mário Centeno.
La ministra Nadia Calviño, junto al presidente del Eurogrupo, Mário Centeno.OLIVIER HOSLET (EFE)

El Tesoro ha hallado en su última colocación de deuda una buena acogida por parte de los inversores internacionales. La colocación de un préstamo sindicado a 10 años de 10.000 millones de euros consiguió marcar otro récord. Así lo explicó este martes la ministra de Economía, Nadia Calviño, después del Consejo de Ministros de Finanzas de la Unión Europea (Ecofin). Calviño detalló que hubo una demanda de 47.000 millones de euros, lo cual, dijo, fija un "récord histórico" que confirma un inicio de año "excelente" para la deuda española.

La emisión supera a otra realizada hace justo un año y que, según Bloomberg, hasta ahora era la que más interés había suscitado entre inversores. Calviño destacó la presencia sobre todo de capital asiático entre los compradores. "Es una buenísima noticia porque ratifica el mensaje que hemos venido recibiendo estos últimos meses. Y se ha mantenido e incluso incrementado en el principio de 2019 el enorme interés por parte de inversores extranjeros en nuestro país", sostuvo la ministra.

Más información
Calviño asegura a los inversores que la tasa Tobin no provocará distorsiones
El Gobierno rebaja una décima, hasta el 2,2%, su previsión de crecimiento para 2019

La de este martes fue la primera colocación de este tipo que efectúa el Tesoro este año. De ella se encargaron BBVA, Citi, Crédit Agricole, HSBC, JP Morgan y Société Genérale. A pesar de que durante ejercicio pasado hubo ciertas turbulencias en los mercados de deuda soberana a causa de la crisis italiana (que supuso un contagio limitado a otras economías de su entorno), la ministra consideró que en general se dio una situación "francamiente positiva". Según Calviño, que admitió que no hay que "bajar la guardia", en el último semestre la prima de riesgo del bono español se redujo hasta llegar a niveles "históricamente bajos", con la consiguiente reducción de los costes de financiación para las arcas públicas. El Ministerio de Economía ha explicado en una notaque el bono vence en abril de 2029 y tiene un cupón del 1,45%. La rentabilidad de la emisión es del 1,462%, equivalente a 65 puntos básicos por encima del tipo mid-swap (tipo de referencia del mercado interbancario de permutas de tipos de interés).

Reunión del Eurogrupo

La ministra partició en el Eurogrupo y el Ecofin. Ambas reuniones fueron una primera aproximación a las dos grandes carpetas que tendrán los titulares de Finanzas este semestre: el presupuesto de la zona euro y el fondo de garantía de depósitos. En la próxima sesión del Eurogrupo los ministros ya debatirán sobre ese instrumento presupuestario que debe garantizar la "convergencia" y la "competitividad" de los países de la zona euro, aunque Calviño aseguró que seguirán los trabajos técnicos "sobre su funcion de estabilización", tal y como acordó el último Eurogrupo. Fuentes diplomáticas aseguraron que sigue la división en cuanto a ese mecanismo y que los países del norte lo supeditarán a la condicionalidad para acceder a esos fondos.

En cuanto al fondo para garantizar los depósitos, se creará un grupo de alto nivel que, además de examinar las características técnicas de ese instrumento también valorará otros elementos como la limitación de la exposición de los bancos a la deuda soberana de su país. Esa es, precisamente, una de las principales demandas de Alemania para seguir avanzando y una de las grandes reticencias de países como Italia.

La ministra también abordó el lunes con el vicepresidente de la Comisión Valdis Dombrovkis y el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Pierre Moscovici, los Presupuestos Generales del Estado. Moscovici afirmó que la Comisión se pronunciará "próximamente" sobre las cuentas, pero destacó que las discusiones se desarrollan de forma "constructiva, en el mejor espíritu y con la voluntad de evitar formalidades excesivas que serían pesadas y costosas", en referencia a que solo se demandará un nuevo borrador de los Presupuestos en caso de que los cambios que se introduzcan en el Parlamento sean de gran calado.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS