Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere John Bogle, el padre de la inversión a bajo coste

El financiero estadounidense, de 89 años, era el fundador de Vanguard Group y una de las figuras más relevantes de la gestión pasiva

John Bogle, fundador de Vanguard Group
John Bogle, fundador de Vanguard Group AP

John Bogle tenía siempre un plan a largo plazo. Y ese era el consejo que daba al inversor corriente para que gestionase sus ahorros. El fundador de Vanguard Group hizo posible que cualquier estadounidense pudiera participar en Wall Street, al crear el primer fondo de bajo coste que replicaba el rendimiento de índices como el S&P 500. El padre de la inversión pasiva falleció este miércoles a los 89 años en Bryn Mawr (Pensilvania, costa este de Estados Unidos).

Vanguard, que tiene su cuartel general en los suburbios de Filadelfia, protege el dinero de millones de familias que aspiran a poder pagar las matrículas universitarias de sus hijos o poder jubilarse con la tranquilidad de no tener que preocuparse por el dinero. Compite con el gigante BlackRock por la supremacía mundial en la gestión de fondos indexados: el dominio de ambas firmas en el mercado de ETF —fondos cotizados— es aplastante.

Bogle creó Vanguard en 1975 y no le llevó mucho tiempo superar a su rival Fidelity. Durante la última década tuvo un crecimiento excepcional. Su fórmula fue ofrecer a los pequeños ahorradores acceso al mundo de la inversión a un precio asequible, aplicando comisiones por la gestión de sus activos que eran irrisorias en comparación con las grandes firmas tradicionales del parqué estadounidense.

Warren Buffett, un inversor mucho más conocido para el gran público, nunca ocultó su admiración por John Bogle. "Hizo más por los inversores que nadie", comentó el Oráculo de Omaha tras conocer su fallecimiento. De hecho, en las cartas anuales que dirige a los accionistas de Berkshire Hathaway, señala que es más seguro invertir en un fondo híbrido que replica el comportamiento del mayor índice mundial o que compran participaciones en una cesta de valores cotizados.

Vanguard, que no cotiza, gestiona en la actualidad activos por valor de 5,1 billones de dólares, de los que 440.000 millones están bajo el paraguas del fondo indexado al S&P 500. Como dice Buffett, con su modelo de bajo coste ayudó a ahorrar cientos de miles de millones de dólares a los inversores en comisiones y obtener a la vez unos retornos muy altos frente a los fondos gestionados de una manera activa.

La influencia de Vanguard Group llega hasta el extremo de que está forzando a toda la industria virar hacia un estilo más pasivo de inversión, para poder así captar a más clientes. John Bogle estuvo al frente de la compañía hasta 1996. Se calcula que gestiona activos de 20 millones de inversores y ofrece sus productos financieros en 170 países. Su fortuna personal se estima en 80 millones.

La compañía está dirigida por Tim Buckley, quien destacó en la nota en la que se anunciaba su muerte que era una persona extremadamente inteligente y "un visionario". Bogle se consideraba muy afortunado, y no por el gigante financiero que creó: sufrió un primer ataque de corazón a los 31 años, al que le siguieron otros cinco. Recibió un trasplante con 65 años. Y, pese a todo, hasta hace unas semanas era posible verlo en las televisiones financiaras.

Esta leyenda en el mundo de las finanzas nació en Montclair (Nueva Jersey, este) cuando empezó a golpear la Gran Depresión. Su padre acabó perdiendo la mayor parte del patrimonio de la familia. Los problemas financieros y la incertidumbre que sufrió le hicieron mella para el resto de su vida. Tuvo que aprender, sin aún muy joven, que era mejor subirse las mangas: a los 10 años empezó a trabajar repartiendo periódicos.

Bogle decía que su filosofía de inversión era el sentido común. Esas dos palabras están en el título de dos de los siete libros que publicó en vida. También aconsejaba a los inversores ser disciplinados para poder ahorrar y no dejarse llevar por los movimientos diarios de los mercados, inclusa si se odia el funcionamiento actual del sistema financiero. "Porque si no se ahorra, puedes estar seguro de que acabarás quedándote sin nada", decía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >