Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ghosn rechaza las acusaciones al comparecer por primera vez ante un juez

El tribunal mantuvo la prisión al expresidente de la alianza Nissan-Renault para evitar el riesgo de fuga y la ocultación de pruebas

Ilustración de Carlos Ghosn durante su comparecencia en el juicio
Ilustración de Carlos Ghosn durante su comparecencia en el juicio REUTERS

Carlos Ghosn, expresidente de la alianza Nissan-Renault, ha comparecido este martes ante el juez por primera vez desde su sonora detención para declararse inocente de los cargos que se le imputan. El empresario, que lleva unos cincuenta días bajo custodia de forma provisional, rechazó cualquier mala práctica durante su etapa al frente del fabricante de automóviles nipón. Ghosn está acusado de ocultar, supuestamente, parte de sus ingresos millonarios pactados con Nissan durante años y de utilizar a la empresa para cubrir las pérdidas de ciertas inversiones personales.

“Me han acusado erróneamente y he sido detenido injustamente debido a acusaciones que no tienen ningún fundamento”, aseguró Ghosn, de 64 años, ante el tribunal en Tokio. El que fue uno de los empresarios más admirados de Japón se presentó en la sala esposado, con traje pero sin corbata y unas zapatillas de plástico. Estaba visiblemente más delgado y con el pelo canoso, según apreciaron los periodistas de la agencia nipona Kyodo que tuvieron acceso a la audiencia.

“Soy inocente de las acusaciones hechas en mi contra. Siempre he actuado con integridad y nunca me han acusado de ningún delito durante mi carrera profesional de varias décadas [...] He actuado con honor, de forma legal y con el conocimiento y la aprobación de los ejecutivos dentro de la compañía”, explicó ante el juez, al que pidió explicaciones sobre su detención prolongada tras ser informado de los cargos que se le imputan. El magistrado le respondió que su detención se debe al alto riesgo de fuga y a la posibilidad de que pueda ocultar pruebas.

La audiencia fue la primera oportunidad para Ghosn de explicar su versión de los hechos. Lo ha hecho en una declaración leída de unos diez minutos. El alto directivo aseguró que no obtuvo ninguna compensación por parte de Nissan que no se hubiera divulgado a los reguladores. La fiscalía, en cambio, le acusa de ocultar hasta 72 millones de euros de retribución a lo largo de ocho años, algo que el acusado ha rechazado asegurando que sus emolumentos habían sido revisados por abogados de dentro y fuera de Nissan. También negó haber traspasado pérdidas valoradas en casi 15 millones de euros derivadas de inversiones personales al fabricante de automóviles: sí usó a Nissan como colateral para ciertos contratos de cambio de divisas, pero estos “no le costaron nada a la empresa”, dijo. Son unas operaciones de las que Nissan estaba al corriente y dio el visto bueno, según explicó el abogado de Ghosn, Motonari Otsuru.

Ghosn, que días después de ser arrestado fue destituido como presidente de Nissan y Mitsubishi, lo sigue siendo sin embargo de Renault. Si finalmente fuera declarado culpable, cada uno de los cargos que se le imputan puede acarrear una sentencia de hasta diez años de cárcel. Su abogado tratará de que sea puesto en libertad bajo fianza a partir del próximo día 11 de enero, cuando se cumple el plazo máximo permitido para la prisión preventiva desde que la fiscalía presentó el último cargo. Entonces el juez decidirá si concede esa libertad, siempre que no se presenten nuevas acusaciones en su contra, en cuyo caso Ghosn volverá al centro de detención unos veinte días más.

Motonari Otsuru, abogado de Carlos Ghosn, explica a la prensa cómo ha transcurrido el juicio.
Motonari Otsuru, abogado de Carlos Ghosn, explica a la prensa cómo ha transcurrido el juicio. AP
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >