Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nissan y Renault intentan rebajar la tensión en su alianza tras la caída de Ghosn

El ex presidente de la alianza niega las acusaciones de fraude fiscal por las que ha sido arrestado en Japón

Los ejecutivos de Renault, Nissan y Mitsubishi tratarán esta semana de proteger la alianza conjunta de una inminente lucha de poder y crecientes recelos entre los dos fabricantes de coches tras la detención durante la semana pasada en Japón de Carlos Ghosn, líder de esa alianza, acusado de evasión de impuestos por no declarar parte de su sueldo. Precisamente, Ghosn, que fue destituido de todos su cargos, ha negado las acusaciones de fraude fiscal, según publicó ayer la cadena pública japonesa NHK.

nissan y renault
El presidente de Nissan Motor Hiroto Saikawa. REUTERS

Los principales ejecutivos del fabricante francés y el japonés, junto al tercer socio Mitsubishi han convocado una reunión del comité de operaciones durante esta semana en Amsterdam con el objetivo de limar asperezas y rebajar las tensiones en el seno de la alianza. "No hay cambios en nuestra relación de alianza", aseguró un portavoz de Mitsubishi. Las compañías reconocieron que las reuniones se habían planeado antes de la detención de Carlos Ghosn hace una semana en Japón.

Tanto Renault, propietaria de 43,4% de Nissan, como la japonesa prometieron salvaguardar la asociación. Pero el presidente ejecutivo de la automotriz nipona, Hiroto Saikawa, también dejó en claro que quiere terminar con el control de la alianza por parte de los franceses. En círculos de la alianza se ha señalado la rapidez con la que se movió Saikawa para destituir a Ghosn como líder del grupo. Entre bastidores ha surgido profundas diferencias entre los socios por los derechos de Renault en el acuerdo de la alianza, según cuenta Reuters.

Renault, de momento, se ha abstenido de destituir a Ghosn como presidente y director general de la firma. Y ha exigido a Nissan que comparta los resultados de la investigación interna que se prolongó varios meses y concluyó en su arresto.

El gobierno francés, el mayor accionista de Renault, intervino ayer. El ministro de finanzas, Bruno Le Maire, indicó que aún estaba esperando pruebas de que Ghosn había delinquido, y agregó que se realizaría una nueva auditoría en Renault.

Por otra parte, el ex presidente de la alianza, el brasileño de origen libanés de 64 años Carlos Ghosn, y el presunto colaborador Greg Kelly, otro director de Nissan, negaron ayer las acusaciones de evasión fiscal por ocultar supuestamente la compensación de Ghosn, la falsificación de inversiones de Nissan y utilización para usos personales de fondos de la compañía, según informó la cadena japonesa NHK.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información