Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo propondrá a los agentes sociales vías para volver a vincular las pensiones al IPC

Granado se compromete a presentar una oferta para derogar la norma de 2013

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado
El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado

El Ministerio de Trabajo se ha comprometido con los agentes sociales a presentarles una propuesta para derogar la reforma de pensiones de 2013. Esta es solo una parte de la oferta de la Seguridad Social, que se completará con un nuevo mecanismo de revalorización que asegure el poder adquisitivo de los pensionistas, vías para incrementar la financiación del sistema de pensiones y una reforma del factor de sostenibilidad, apuntan varias fuentes de la negociación presentes en la reunión de este lunes mantuvieron los sindicatos con el secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado. La propuesta del Ministerio debe llegar esta misma semana apuntan en fuentes presentes en la reunión de ayer. Otras incluso se atreven a poner un plazo más concreto: 48 horas.

Sea cuando sea, el plazo no puede demorarse mucho porque en Trabajo se interpreta que hace falta un decreto ley antes de acabar el año para subir las pensiones el 1,6% previsto. El análisis que se hace en este departamento es que una prórroga presupuestaria no afectaría a las disposiciones adicionales y, por tanto, el aumento del 1,6% que recoge el texto de las cuentas de 2018 no garantizaría el incremento anunciado por el Ejecutivo anterior en su pacto con el PNV.

Ese acuerdo también afectaba al factor de sostenibilidad, que vinculaba la pensión inicial del jubilado al incremento de la esperanza de vida. El pacto entre el PP y los nacionalistas vascos demoraba su entrada en vigor, prevista para 2019, hasta 2023.

Para despejar esa duda, el departamento que dirige Magdalena Valerio pretende aprobar un decreto ley en uno de los dos Consejos de Ministros previstos antes de acabar el año. Esa norma debe incluir también los cambios regulatorios necesarios para adecuar las bases de cotización al incremento del 22,3% del salario mínimo o para desvincularlas, como en el caso de los autónomos.

La base de la propuesta de Trabajo estará en el estudio sobre pensiones que la Autoridad Fiscal ha hecho recientemente. Este documento ya ha sido presentado y entregado a la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, al Gobierno y a los agentes sociales. Además, en esa comisión parlamentaria también se ha llegado a un acuerdo sobre derogar el mecanismo de actualización anual de las pensiones, que lo vincula a la salud financiera de la Seguridad Social.

Reunión positiva

Fuentes de todas las partes presentes en el encuentro hablan de una “reunión muy positiva” en la que hubo grandes avances. Aunque la mayor parte de ellas, rechazan hablar de “acuerdo”, ni siquiera de “principio de acuerdo” para la derogación y las medidas alternativas.

La derogación de la reforma de pensiones de 2013 es un elemento en el que coinciden el PSOE y los sindicatos. Los socialistas hicieron de ella uno de los elementos más duros de su oposición. También los sindicatos CC OO y UGT han cargado contra ella desde el primer día y la rechazan por ser una reforma guiada por el único criterio del recorte de gasto. Tampoco la patronal CEOE se cierra a este punto, porque como han dicho en más de una ocasión “no es producto del diálogo social”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >