Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex eleva sus ventas y beneficios menos que otros años y cae en Bolsa

El grupo textil gallego alcanzó ventas de 18.437 millones, un 2,6% más, el menor ritmo para un tercer trimestre en una década

Fachada de una tienda de Zara en Milán.
Fachada de una tienda de Zara en Milán. REUTERS

Inditex sigue creciendo y sigue mejorando sus números, pero lo hace a un ritmo lento, lejos de los aumentos de dos dígitos que presentaba en los tres años anteriores. El gigante textil gallego, dueño de Zara o Massimo Dutti, facturó de 18.437 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio (del 1 de febrero al 31 de octubre), un 2,64% más que en el mismo periodo del año anterior, la tasa más baja para un tercer trimestre al menos desde 2008. Algo más creció el beneficio, un 4,1%, hasta 2.438 millones, por lo que la empresa destaca la mejora que ha experimentado en sus márgenes. No obstante, los inversores parecen fijarse más en la ralentización, pues castigan a la compañía en Bolsa, donde las acciones caen a media sesión cerca del 4%.

En la conferencia con analistas posterior a la presentación de resultados, Pablo Isla, presidente de Inditex, ha calificado los resultados de “muy, muy saludables” ("healthy", decía), insistiendo en la mejora de los márgenes, fruto de la “eficiencia y el control de los costes”. El margen bruto ha mejorado 56 puntos básicos, hasta el 58% (10.695 millones de euros, un 4% más), mientras que el margen sobre el resultado antes de impuestos (EBIT) alcanzó un 16,7%, con un crecimiento del 3% (habría sido del 14% sin el efecto divisa). Y todo ello en un contexto “muy volátil” en el que ha pesado el efecto divisa, que Inditex cifra en un 4,3% en los nueve primeros meses.

Es cierto que es el récord histórico de facturación de un tercer trimestre, pero también es cierto que las ventas y el beneficio no crecen como lo hacían no hace tanto. Sin ir más lejos, el año pasado a estas alturas las ventas crecían al 9,5% y el beneficio al 6,2%. En los mismos periodos de los dos años anteriores el acelerón era de dos dígitos (o casi). De hecho, ese 2,6% de aumento de ventas es el peor dato para estas alturas del año en una década, si bien está en línea con los dos trimestres anteriores. En el caso del resultado neto, el 4,1% es la tasa más baja de un tercer trimestre desde 2014, año en el que se produjeron incluso reducciones del beneficio, aunque es mejor que en el resto del año.

Tanto en la nota publicada antes de la apertura de la Bolsa como en la conferencia que ha mantenido Isla, acompañado de Ignacio Fernández, responsable financiero, y Marcos López, director de relaciones con inversores, Inditex hace hincapié en la mejora de los márgenes, que sustenta en dos factores: el control de los costes y el hecho de que no cayeron en la tentación de hacer rebajas pese a que el inicio de la temporada de otoño fue lento por el “extraordinariamente cálido” mes de septiembre, como sí hicieron otras empresas del sector.

“Decidimos no entrar en una fuerte actividad promocional, como ha hecho buena parte del sector, y eso se refleja en los márgenes”, ha dicho Isla. “Creemos en nuestro modelo, creemos en nuestras colecciones, en nuestro negocio, creemos que es el enfoque y la estrategia correcta en un periodo muy volátil por factores externos” como el efecto divisa, ha dicho. Según la empresa, esa estrategia tiene su reflejo en las cuentas. Tras ese flojo inicio de la temporada otoñal, las ventas aceleraron en octubre y noviembre, hasta un 5%, afirma Inditex en la nota.

Por ello, de cara a lo que resta de año, tanto Isla como los responsables financieros han insistido en que mantienen las previsiones, que pasan por un aumento de entre el 4% y el 6% en las ventas a final del ejercicio. “Aún vemos oportunidades de crecimiento significativas”, ha dicho Isla, tanto a través de la venta online, con el lanzamiento de la web global zara.com/ww, que eleva la presencia de Zara a 202 mercados, como en el crecimiento de ventas que experimentan las tiendas-enseña de todas las cadenas que siguen remodelando o inaugurando, como la de Zara de Milán, reabierta en septiembre, u otras.

En cuanto a número de tiendas, a cierre de los nueve primeros meses, el grupo contaba con 7.442, frente a las 7.504 del mismo periodo del año anterior. Solo Zara Home y Uterqüe ganan tiendas en el periodo. No obstante, aumenta su número de tiendas respecto al trimestre anterior, cuando cerró con 7.422. La empresa se fijó como objetivo para este año un crecimiento de entre 150 y 200 tiendas, objetivo que no se ha modificado. Aunque las aperturas de aceleran en la segunda mitad del año, mucho va a tener que correr en el último tramo del año para alcanzarlo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información