Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía alemana registra varias oficinas del Deutsche Bank por un caso de presunto lavado de dinero

Los investigadores sospechan que dos empleados ayudaron a algunos clientes a establecer empresas en paraísos fiscales para blanquear capitales

Imagen de vehículos policiales a la entrada de las oficinas del Deutsche Bank en Fráncfort el jueves.
Imagen de vehículos policiales a la entrada de las oficinas del Deutsche Bank en Fráncfort el jueves. REUTERS

La justicia alemana ha ordenado este jueves el registro de seis oficinas del Deutsche Bank en el marco de una investigación sobre lavado de dinero, según ha informado la Fiscalía de Fráncfort. Las pesquisas están relacionadas con la investigación llamada Off shore leaks y papeles de Panamá, como confirmó a través de Twiter la propia entidad financiera. Los investigadores sospechan que algunos empleados ayudaron a varios clientes a establecer empresas en paraísos fiscales con el objetivo de blanquear capitales.

“Es cierto que la policía está en estos momentos investigando en varias de nuestras oficinas en Alemania. La investigación tiene que ver con los papeles de Panamá.[…] estamos cooperando plenamente con las autoridades”, indicó en un comunicado el Deutsche Bank. “Hemos proporcionado a las autoridades toda la información relevante en relación a los papeles de Panamá”, añadía el banco alemán poco después del mediodía.

Desde primera hora de la mañana, furgones policiales permanecieron aparcados en las sedes bancarias. Unos 170 miembros de la fiscalía y de la policía federal criminal y fiscal han registrado dependencias de la institución financiera, incluida la sede de la capital financiera alemana. Fráncfort, Eschborn y Gross-Umstadt, en el Estado de Hesse, son las localidades en las que se han producido los registros. Los investigadores se llevaron documentos en papel, así como electrónicos, según ha detallado la fiscalía, que informa de que la investigación sigue en marcha.

Las investigaciones están centradas en al menos dos empleados, uno de 50 años y otro de 46, así como de otros empleados sobre los que no se ha ofrecido ningún detalle. Se sospecha que “ayudaron a clientes a establecer las llamadas compañías off-shore en paraísos fiscales y que fondos procedentes de actividades criminales fueron transferidas a oficinas del Deutsche Bank sin haber alertado de indicios de posible blanqueo de capitales”, indica la fiscalía en su comunicado. Los hechos se produjeron antes de la publicación de los papeles de Panamá. La Fiscalía detalla que en el año 2016, una oficina de Deutsche Bank en las Islas Vírgenes atendió a 900 clientes de la entidad que sumaron 311 millones de euros en volumen de negocios.

Los papeles de Panamá es el nombre que recibe la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), que en abril de 2016 publicó una masiva filtración de documentos relacionados con cuentas opacas del despacho panameño Mossack Fonseca. En ellos, se daba cuenta de cientos de miles de sociedades off shore, que podrían haber permitido el blanqueamiento de dinero procedente de infracciones penales.

No es la primera vez que Deutsche Bank se ve envuelto en un caso de blanqueo de dinero. Hace casi dos años, el banco fue condenado a pagar una multa de 630 millones de dólares en un proceso judicial estadounidense aún en marcha y en relación con transacciones fraudulentas procedentes de Rusia. Más recientemente, el nombre del banco alemán ha aparecido vinculado a otro caso de lavado de dinero por el que se investiga al Danske Bank.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >