Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Drones contra accidentes

SigmaRail ha creado un algoritmo que permite hacer mapas de las vías de tren

de forma automática

Proceso de señalización de SigmaRail.
Proceso de señalización de SigmaRail.

Norberto González, Jorge López y Mario Fernández trabajaban hace cuatro años como ingenieros en empresas españolas en Ghana, Australia y Reino Unido. Detectaron entonces que muchas vías férreas tienen unos planos muy técnicos y sin actualizar. Para solventar este problema idearon SigmaRail, una start-up con la que recogen información en la vía mediante drones o con un láser que incorporan a un tren y crean un mapa en tres dimensiones para visualizar los trazados ferroviarios con todos sus elementos.

¿Para qué sirve esta información? “Es vital para las empresas que quieren hacer reformas y actuaciones en el trazado o para conocer el mantenimiento de la misma y evitar accidentes”, afirma González. Para automatizar el proceso los ingenieros construyeron un algoritmo que “aprende” mediante inteligencia artificial a localizar todos los elementos de las vías, como señales, balizas o desniveles.

Arrancaron con 50.000 euros de sus propios ahorros y la ayuda de amigos y familiares. Después llegaron las ayudas de la Comisión Europea y de la incubadora de la Agencia Espacial Europea, donde arañaron otros 100.000 euros. También han formado parte del programa Neotec del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) del Ministerio de Ciencia. En la última edición del South Summit fueron una de las 100 firmas elegidas por el certamen como finalistas de la Startup Competition que organiza el evento.

Poco a poco, han conseguido hacerse un hueco en la industria ferroviaria y han trabajado para empresas como Adif, Renfe o CAF Sinalling. “Lo más difícil cuando empezamos era convencer a las grandes empresas para apostar por nosotros. Tienes que explicar muy bien a los responsables de finanzas y a los directivos por qué deben apostar por tu tecnología”, explica González.

Ahora mismo en la empresa trabajan otros tres ingenieros, además de los tres fundadores. Sus números, por ahora, son modestos. En 2017 facturaron 60.000 euros y este año, con prácticamente todos los proyectos cerrados, calculan que cerrarán con 200.000 euros. Sus beneficios rondan el 25% de su facturación, y González afirma que reinvierten las ganancias en la empresa. Entre otros, han hecho mapas de la alta velocidad entre Murcia y Alicante y han trabajado en el cercanías de Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >