Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis comunidades ya tienen una tasa de paro por debajo del 10%

Solo Andalucía y Extremadura superan todavía el 20% de desempleo

Trabajadores del matadero Fribin, en Binéfar (Huesca)
Trabajadores del matadero Fribin, en Binéfar (Huesca)

Las dos Españas en el mercado laboral suelen dividirse entre el norte y el sur. En las comunidades del norte, la tasa de paro suele ser bastante más baja que en las del sur. Y la foto se mantiene en paralelo en los altibajos que provocan las crisis y las recuperaciones. Esto también se ha visto en esta crisis. Las autonomías más septentrionales ya rondan casi todas el 10% de tasa de desempleo, especialmente la que están al norte del Ebro, según la EPA del tercer trimestre del año.

Las seis comunidades que ya están por debajo de esa simbólica cifra son casi todas ribereñas de este río y en todo o, en parte, tienen casi todo su territorio al norte. Este sería el caso de Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra y Aragón. Las cinco tienen un nivel de desempleo por debajo del 10%. Cataluña, por su parte, estaría por encima por poco. Su tasa es del 10,6%.

TASA DE PARO POR PROVINCIAS

En porcentaje

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

Fuera de la Península Ibérica está la región con el nivel de desempleo más bajo de toda España: Baleares, que tiene un 7,16%. El verano es la mejor época para la economía estacional del archipiélago mediterráneo. En esta época, se disparan las contrataciones por la temporada alta turística. No obstante, luego en invierno la actividad baja mucho y el paro sube bastante. Por ejemplo, en 2017 el paro cayó por debajo del 10%, fue la primera autonomía española en la que sucedió en esta recuperación, pero luego en invierno llegó al 17,4%.

En las comunidades peninsulares, hay diferentes explicaciones. País Vasco y Navarra fueron las que mejor resistieron la caída de la economía. En ninguna de las dos el desempleo superó el 20%. Sí que lo superaron La Rioja y Cantabria, pero no llegaron a los altos niveles que alcanzó más al sur. En el caso de Aragón hay una doble explicación a su bajo nivel de paro: dinamismo económico en zonas de Huesca cercanas a Cataluña y otras zonas de la misma provincia y de la de Zaragoza, pero, al mismo tiempo, un problema demográfico grave. La despoblación afecta especialmente buena parte de Huesca y, sobre todo, de Teruel.

Si en el análisis territorial se desciende al nivel provincial, son 13 las provincias en las que el paro baja del 10% (Baleares, Guipúzcoa, Soria, Álava, Huesca, Lugo, Teruel, Lleida, Girona, Cantabria, Rioja, Navarra, Valladolid). En este grupo las hay que deben esta situación al dinamismo económico (Baleares, Guipúzcoa, Álava, Navarra, Lleida, Girona o Valladolid) frente a las que tendrían una explicación más demográfica por el envejecimiento y la despoblación (Teruel, Soria, Lugo).

En el sur, las tasas de paro suben mucho. Dos comunidades, Andalucía y Extremadura, superan el 20%. Dentro de estas autonomías lo hacen, concretamente, ocho provincias: Huelva, Almería, Córdoba, Cádiz, Granada, Jaén, Badajoz y Sevilla. También están por encima las dos ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >