Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vodafone pierde 30.000 líneas de Internet y 94.000 de móvil por la ‘guerra del fútbol’

La operadora sufre en agosto la fuga de abonados hacia sus rivales tras renunciar a emitir El Partidazo y la Champìons

Vodafone
Una tienda de Vodafone en Madrid.

Vodafone cedió a la competencia el pasado mes de agosto 30.600 líneas de telefonía fija e Internet y 94.100 de móvil, que se pasaron a otras compañías por el procedimiento de la portabilidad. Esta salida de clientes, muy superior a la de agosto de 2017, se produce coincidiendo con el inicio de la temporada de fútbol, tras la decisión de la operadora de renunciar a emitir esta temporada 2018-2019 el Partidazo de la Liga y las competiciones europeas (Champions League y UEFA Europa League), según las cifras de la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) a las que ha tenido acceso EL PAÍS.

Aunque los datos de portabilidad se explican por varios factores, en este caso, gran parte de los clientes cedidos por Vodafone a sus dos máximos rivales Movistar y Orange son aquellos que han decidido abandonar la compañía para contratar un paquete con la competencia que tenga toda la oferta del fútbol.

El mes de agosto y las primeras semanas de septiembre es cuando, históricamente, se concentra el mayor número de contrataciones de servicios de televisión, más de la mitad de las totales del año. Vodafone ha salido medio bien parado de este primer embate si se tiene en cuenta que ha cedido en torno a un 9% del total de clientes de fútbol que poseía en julio, y que se elevaban a 350.000. Habrá que esperar, no obstante, a la contabilidad de septiembre para saber si la apuesta de Vodafone es o no acertada. Justo en este mes es cuando comienza la Champions, que solo emitirán Movistar y Orange.

De hecho, el campeón de la portabilidad fija ha sido MásMóvil, que ha logrado arrancar 17.600 líneas a sus rivales, pese a que no cuenta con oferta de televisión y menos aún de fútbol. Movistar y Orange, que tienen en su parrilla todas las competiciones, ganaron en agosto 3.500 y 4.600 clientes, respectivamente, por el procedimiento de la portabilidad.

La portabilidad móvil es muy superior a la fija porque está relacionada cada cliente de banda ancha tiene asociadas varias líneas extra de móvil. Es decir, con cada línea fija y de banda ancha se portan entre dos y tres líneas móviles asociadas al mismo paquete. De ahí que Vodafone, que incluye también las marcas Ono y Lowi, haya cedido 94.100 líneas móviles en agosto, tres veces más que fijas.

En este caso, el gran beneficiario ha sido Movistar que, por primera vez desde que hay estadística, es el gran ganador de la portabilidad móvil en un mes, logrando arrebatar a sus rivales 68.700 líneas, y superando a MásMóvil, que ganó 38.800 líneas, mientras que Orange cedió 29.500. Se trata también del mejor mes de Telefónica en cifras históricas.

Ofertas temerarias

La emisión del fútbol ha desatado una guerra comercial sin precedentes entre las operadoras de telecomunicaciones, que han diseñado ofertas privadas diseñadas para captar clientes de una determinada compañía, y que no se publicitan, sino que solo se realizan a través de llamadas telefónicas. Por ejemplo, Movistar ofrece a los clientes de Vodafone un descuento del 50% durante un año en sus tarifas Fusión familiares y en Fusión + Premium. a través de sus call center de captación de clientes. Y Orange ha activado ofertas similares contra su segundo rival.

Para defenderse, Vodafone ha sacado una oferta privada dirigida a clientes de sus tres rivales (Movistar, Orange y MásMóvil) a los que descuenta el 50% durante un año si se cambian de compañía y contratan algunos de los paquetes Vodafone One S, M, L o Familia TV.

Pese a este ataque frontal de sus competidores, Vodafone sigue pensando que le va a ser muy rentable no pagar su parte en la factura de los derechos del fútbol, que se eleva a 1.300 millones de euros al año. Según sus cálculos y debido a la fórmula de reparto que fija la CNMC, el coste real por cliente de fútbol es de 420 euros para Telefónica, 440 euros para Orange y 980 euros para Vodafone.

Más información