Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez anuncia el impuesto al diésel para 2019 y la ministra de Industria lo tilda de “globo sonda”

El presidente del Gobierno avanza que habrá un impuesto de transacciones financieras pero elude hablar de tasa a la banca

FOTO: La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, en las jornadas de Telecomunicaciones en la UIMP Santander. / VÍDEO: Declaraciones de Maroto, esta mañana.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, avanzó hoy que el anteproyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 contemplará un impuesto al diésel y otro a las transacciones financieras. En una entrevista concedida a la Cadena Ser, Sánchez justificó que las cuentas públicas de 2019 contemplen un impuesto al diésel —que no afectará a los profesionales del transporte— por el importante reto del cambio climático y porque el gasóleo es un combustible "altamente contaminante".

En este sentido, el líder del PSOE ha señalado que lidera un Ejecutivo "ecologista" y "comprometido con la transición ecológica". "Todo lo que tenga que ver con transición energética y sostenibilidad del país como la movilidad privada, que es altamente contaminante, tendrá su traducción en una subida de este impuesto", ha dicho el presidente del Gobierno, tras precisar que no afectará a los profesionales del transporte.

Pero no parece que haya mucha unanimidad en el polémico impuesto a diésel. Apenas una hora después de la intervención de Sánchez, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, no se mostraba tan categórica a la hora de hablar del tributo. “Se habla mucho del impuesto del diésel pero el Gobierno ni siquiera lo ha anunciado”, indicó Maroto a los periodistas tras inaugurar el 32º Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones en Santander, que organiza la patronal Ametic.

La ministra admitió, a preguntas de los periodistas, que en torno al impuesto del diésel, “se ha hecho un globo sonda". "Pero trabajamos con el sector de forma muy coordinada y pensando en la industria y los consumidores y hasta ahora las medidas son buenas para el sector”, ha añadido.

A última hora de la tarde, y ante el revuelo mediático que se formó en torno a sus declaraciones en abierta contradicción con las palabras de Sánchez, la ministra aclaró en un vídeo en su cuenta de Twitter que apoyaba completamente la decisión anunciada por el presidente y que sus palabras se habían malinterpretado.

El mismo impuesto para diésel y gasolina

El Gobierno ha anunciado en varias ocasiones su intención de incrementar el gravamen al diésel. Así lo manifestó el pasado mes de junio la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en el Congreso. Entonces, la intención del Ejecutivo pasaba por elevar el impuesto especial que grava el gasóleo hasta igualarlo con el de la gasolina, extremo que no ha confirmado Sánchez.

Pero es que la propia ministra Reyes Maroto avanzó en una entrevista concedida a Europa Press en julio que el Gobierno trabajaba en un borrador sobre la nueva fiscalidad del diésel. Poco antes, la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, afirmaba en el Congreso que el diésel tiene "los días contados" y que su "impacto" en la calidad del aire "es lo suficientemente importante como para ir pensando en un proceso de salida".

Tasa a las transacciones financieras

Además del impuesto al diésel, habrá nuevas figuras impositivas y un incremento de las que ya hay. Sánchez ha eludido pronunciarse sobre si el Ejecutivo creará un impuesto nuevo a la banca, que era una de las medidas anunciadas por su ministra de Hacienda el pasado mes de julio y por él mismo en enero, antes de llegar a La Moncloa.

Lo que sí ha dicho el presidente del Gobierno es que su propuesta es la de una tasa a las transacciones financieras, medida que no ha detallado y que España ha intentado poner en marcha junto a otros países de la UE desde 2014.

El pasado mes de marzo, en TVE, el secretario de Política Económica y Empleo del PSOE, Manuel Escudero, defendió un impuesto sobre las transacciones financieras internacionales para financiar las pensiones que tendría un gravamen del 0,1% con carácter general y del 0,01% para operaciones con derivados.

Por otra parte, el presidente del Gobierno ha insistido este lunes en que hay un margen "grandísimo" para aumentar la recaudación proveniente del Impuesto sobre Sociedades y para que contribuyan más las grandes empresas. Sánchez ha reiterado que el Impuesto sobre Sociedades debe tener un tipo mínimo del 15 %, porque "esto es justicia fiscal".

Sin prórroga de los Presupuestos

El jefe del Ejecutivo ha asegurado en la Cadena Ser que el Consejo de Ministros dará su visto bueno a las cuentas para el año que viene "a finales de noviembre o principios de diciembre", tal y como avanzó el pasado mes de agosto durante su visita a Chile, para que puedan ser aprobadas por las Cortes en el primer trimestre de 2019.

Sánchez ha sugerido que no prorrogará en ningún caso los Presupuestos Generales del Estado vigentes, y que su única opción es aprobar un nuevo anteproyecto. Durante la entrevista ha sido cuestionado de forma reiterada sobre la prórroga de los Presupuestos vigentes, pero el presidente ha afirmado que "éstos no son mis Presupuestos" y que el Gobierno "solo tiene una opción", que es aprobar sus cuentas.