Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El avance de la oferta bilingüe en la Universidad española

El proyecto de ley para la internacionalización de la enseñanza superior anima la creación de títulos en otras lenguas, sobre todo en inglés

El avance de la oferta bilingüe en la Universidad española
Getty Images

No podemos hablar de generalización ni de acelerón. Pero hay voluntad y la ruta está marcada. Aunque suavemente, el avance de la oferta universitaria bilingüe es indiscutible, especialmente en inglés. Algo muy positivo, si tenemos en cuenta que siete años atrás era inexistente”, este es el diagnóstico de Juan Hernández Armenteros, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Jaén y codirector del estudio La Universidad española en cifras, de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, CRUE, quien en estos momentos valida el próximo informe correspondiente al balance del curso 2016-2017.

En su avance de datos, reafirma lo ya evidenciado en anteriores ediciones: crecen más las propuestas bilingües —con más del 50% de las asignaturas en idioma diferente al oficial— en los másteres que en los grados, algo lógico puesto que los primeros, al durar menos, requieren un esfuerzo y exigencia de recursos más leve. Por otro lado, el avance del bilingüismo en los centros privados va más deprisa que en las universidades públicas. “Siempre teniendo en cuenta que nuestro informe es puramente cuantitativo, numérico, sin valorar aspectos como el tamaño del centro y de la oferta o incluso la región o zona en que se ubican, que, lógicamente, influyen o explican el resultado”, matiza Hernández Armenteros.

En concreto, los estudios de grado en doble lengua en la universidad pública presencial han crecido casi un 25% en este último curso analizado, mientras que en las privadas el alza supone un 95%. En el caso del máster, que ya se partía de buenos porcentajes en 2015-2016, ahora se cifra en un 3,79% y un -4%, respectivamente, un año después. “Este último indicador negativo para los másteres en las privadas es porque el reajuste de la oferta es más ágil y, aquello que no funciona, desaparece”, explica el experto.

Apuesta reforzada

En cuanto a instituciones, cada vez son más las que se animan a hacer más internacionales sus titulaciones. La futura publicación de La Universidad española en cifras reseña la incorporación de otras cinco universidades públicas con grados bilingües en 2016-2017 (35 de las 47) y cuatro con másteres (40, en total). La Carlos III (UC3M) sigue en cabeza del ranking con una oferta de grados en inglés que ha crecido un 61,36%, “y que incluye al 70% de sus títulos”, aseguran. Merecen también mención las de Oviedo, Valencia, la Autónoma de Barcelona y la Rey Juan Carlos de Madrid. No obstante, si hablamos de propuestas de másteres, la mirada va hacia Cataluña, con la Universidad de Barcelona, la Autónoma de Barcelona, la Politécnica de dicha comunidad y la Rovira i Virgili (Tarragona) entre las que más han reforzado su apuesta, dándose la mano con la Autónoma de Madrid.

Entre las universidades privadas que destacan se encuentran: San Pablo-CEU, Deusto, Navarra —que el curso que viene estrena “un doble grado de Relaciones Internacionales e Historia bilingüe”, según anticipan desde UNAV— y la Ramon Llull, tanto en grados como en másteres. Y, sobre todo, hay que reseñar el crecimiento de la Universidad Europea, que ha aumentado su oferta bilingüe en más de un 50% este último curso, en ambas titulaciones.

El objetivo del Ministerio de Educación del Gobierno anterior era el de incrementar los programas en doble lengua hasta el 30% en grados y hasta el 50% en másteres, en ese horizonte de 2020. Un reto para el que de momento aún sobran dedos de la mano si contabilizamos las que han llegado a la meta.

Fuente: 'La Universidad española en cifras' (CRUE).
Fuente: 'La Universidad española en cifras' (CRUE).

Aún hay tiempo por delante para llegar a esas cifras. “Y además no queda otra”, afirma Isabel Durán, vicerrectora de Relaciones Internacionales y Cooperación de la Universidad Complutense (UCM). “Invertir en enseñanza plurilingüe no es una opción. El concepto de una universidad europea, de campus transnacional, del que habló el presidente francés, Macron, será el futuro. Una formación tan transversal como compartida, porque predominará lo online y las audiencias serán globales”, asegura Durán. “A la vez, estamos obligados a ofrecer la internacionalización en casa, porque un 92% del alumnado no sale de España y también debe dominar el inglés, que debe considerarse la lengua franca de la comunicación y de la ciencia. Confiamos en que en adelante, con Erasmus+ se doblen las cifras”, subraya.

En la UCM este curso están ofertando 6 grados y 10 másteres bilingües. “Avanzamos conforme se va animando el profesorado gracias a nuestro sistema de incentivos. Las clases en inglés les computan con más créditos y se las garantizamos durante un mínimo de tres años. Por otro lado, tenemos que atender mucha demanda que no es nacional”, añade Durán.

Más alumnado extranjero

Entre los centros con mayor número de extranjeros, destaca el privado IE University, “con un 78% de estudiantes de otras nacionalidades”, según Miguel Costa, director general de Admisión de IE. “Por eso, desde 2009 todos nuestros grados son 100% en inglés. El próximo curso, desde un mes antes de su inicio, se podrá acudir a clase a reforzar el nivel para empezar a tono”, anuncia.

“Por fin en España se ha pasado a la acción y es notable la mejora en bilingüismo. Hay más demanda universitaria porque de los institutos salen mejor preparados, igual que cada año un 10% más de estudiantes se va a Reino Unido. Y no solo se va incorporando en lo académico, también en los órganos de administración, etcétera”, asegura Mark Levy, rector de los programas de inglés del Bri­tish Council en España. Levy considera que aún hay dos temas pendientes: “La homogeneización de los niveles y certificaciones, y la metodología de enseñanza”. Incluso en la UNED, que queda fuera del informe de la CRUE, también van añadiendo asignaturas en inglés en sus carreras. Y dos de sus másteres se ofrecen exclusivamente en ese idioma: Cooperación Policial en Europa y Gestión de Fronteras.

Métodos para practicar

El avance de la oferta bilingüe en la Universidad española
Getty Images

Los que no optan por estudios superiores bilingües tampoco pueden dejar el inglés de lado. Como indica Neus Margallo de Info­jobs, “en un 33% de las ofertas de empleo actuales se piden idiomas, y el inglés en un 92% pues la transformación digital y el mundo globalizado la han convertido en la lengua de relación”. Porcentajes que aumentan en determinados sectores como ingenierías, informática, telecomunicaciones, marketing, empresariales, etcétera.

Solo en la Comunidad de Madrid, “el 39,4% de los empleos ofertados requiere el conocimiento de algún idioma extranjero, exigencia que se incrementa conforme aumenta la categoría profesional demandada”, según datos de Infoempleo, portal de Grupo Adecco.

No hay excusas. Las nuevas formas de aprendizaje lo ponen cada vez más fácil. Hasta el método Kumon ha incorporado este año un programa de inglés. “De momento, solo en una veintena de centros con idea de ir ampliándolo progresivamente”, comenta Elena López Jodrá, responsable de Kumon Madrid-Moncloa.

Tampoco faltan aplicaciones, plataformas y canales que, de forma amena, permiten practicar e impiden olvidar. “Esto es como montar en bici, no se estudia, pero requiere entrenamiento”, considera Leopoldo Cano, CEO de BrainLang, una plataforma que potencia la comprensión con videoimágenes y subtítulos.

Desde Berlitz ofrecen también soluciones en soportes novedosos que buscan la personalización. En su kit de material se incluye Musíglota, una aplicación para trabajar la pronunciación a través de la música.

Otras apps bien aceptadas por los que no quieren ni moverse de sofá son: Duolingo, con más de 12 millones de usuarios por ser visual e intuitiva; Busuu, que permite el contacto con otros estudiantes y está estructurada por niveles, del A1 al B2 (ambas aplicaciones, gratuitas); Ruby Rey, si se prefieren los videojuegos de aventura en 3D, diseñada para iOS y Android; Voxy, destinada a los que ya tiene un nivel superior, que se apoya en textos de la prensa inglesa; y cómo no, la app British Council, que distingue entre el inglés británico y el estadounidense. Y son solo algunos ejemplos.

Entre las webs más conocidas, Papora, Ororo.tv, Vocabsushi y BBC Learning son buenas propuestas, indican en nativos.org. Si se combinan, la formación resultará más variada y completa.

Más información