Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google invierte en una aplicación para aprender idiomas

Duolingo alcanza una valoración de 415 millones de euros

Duolingo
Imagen de la aplicación de Duolingo.

Duolingo, la aplicación más popular para el aprendizaje de idiomas, acaba de recibir una nueva ronda de financiación de 45 millones de dólares (unos 39 millones de euros) con Google al frente. El programa, que cuenta con más de 100 millones de usuarios activos, a los que les gusta denominar como estudiantes, empleará esta inyección, que alza su valoración hasta los 470 millones de dólares (unos 415 millones de euros), para personalizar el contenido y ser más efectivo. En rondas anteriores entraron algunos de los fondos más conocidos de Silicon Valley, como Union Square Ventures o Kleiner Perkins Caufield & Byers. También el actor Ashton Kutcher o el autor Tim Ferriss.

Laela Sturdy, miembro del consejo de Google Capital, valora las bondades del servicio: “Está cambiando la forma en que la gente aprende idiomas en todo el mundo”. La intención de Duolingo es profundizar en ‘machine learning’ e inteligencia artificial, de modo que las lecciones refuercen los puntos flacos de cada alumno.

Luis von Ahn, fundador de Duolingo, ya vendió una empresa a Google en 2009, ReCaptcha, dedicada a verificar formularios. De origen guatemalteco, su foco en América Latina es claro, donde está el 25% de su audiencia: “Es importante, primero, porque hay una necesidad de aprender idiomas, el inglés en particular. Sobre todo entre los que quieren mejorar su situación socioeconómica. Segundo, porque ayuda la buena penetración de los móviles”. El catálogo de Duolingo abarca 25 idiomas.

El pico de altas de alumnos más elevado se dio poco antes del verano pasado, cuando el Mundial y los Juegos Olímpicos invitaron a los trabajadores de servicios a aprender nociones de otros idiomas para poder atender en taxis, restaurantes u hoteles. La actividad en Brasil fue especialmente relevante.

Uno de los aspectos más cuestionados de Duolingo es la certificación del aprendizaje. Para solucionarlo crearon el Duolingo Test Center. La próxima fase será cerrar acuerdos con universidades para contar con un documento oficial que acredite los conocimientos.

Como en la mayoría de las plataformas educativas en línea, la tasa abandono es otro de los puntos mejorables. La gamificación, como se denomina al uso de mecánicas propias de los juegos, ayuda para frenarlo: “Nuestros usuarios se refieren a Duolingo como si fuera un juego. No tienen la percepción de estar estudiando. Algunos consiguen rachar de 700 días consecutivos”.

Funciona tanto en iPhone e iPad como Android, desde su nacimiento en 2011 es la aplicación educativa más descargada en ambos sistemas.

Más información