Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Elegir antes profesión o carrera universitaria?

La aplicación Wikigrado recopila consejos de profesores y profesionales en activo para ayudar a los jóvenes a decidir qué grado estudiar

¿Elegir antes profesión o carrera universitaria?
GETTY

Para muchos de los casi 300.000 estudiantes que estos días se han enfrentado a la Selectividad la pregunta más difícil no será explicar el reinado de Isabel II o enumerar los grados de los adjetivos en español. El interrogante más complicado llegará después de recibir las notas, cuando tengan que elegir qué carrera estudiar entre los 2.780 grados que ofertan las universidades españolas. Un consejo recurrente de los expertos es que además de analizar titulaciones y programas académicos, se incorpore a la reflexión el punto de vista laboral: ¿a qué profesión me gustaría dedicarme? Con esa intención se acaba de lanzar la aplicación Wikigrado, una guía en formato vídeo de 62 carreras y un centenar de posibles salidas laborales, explicadas desde un punto de vista práctico por profesores universitarios y profesionales en activo.

Las cifras de abandono en la etapa universitaria reflejan lo complejo de decidir qué carrera estudiar: el 32% de los alumnos dejan sus estudios en el primer año y el 10,9% cambian de grado, según los datos del Ministerio de Educación. Además, el 80% de los alumnos de Bachillerato no sabe qué estudiar en la universidad, señala un estudio de la consultora Círculo de Formación. La exigencia de trazar el rumbo de su futuro profesional arranca incluso a una edad más temprana, en el instituto, cuando los alumnos deben escoger qué rama de Bachillerato cursar.

“El punto de inflexión se produce en Bachillerato, en ese momento son muy jóvenes para decidir su futuro. Hay que ayudarles”, explica la periodista y colaboradora de EL PAÍS Susana Carrizosa, impulsora junto con José Luis Suárez, de la consultora Crowe Global, del proyecto Wikigrado. La aplicación, dirigida a jóvenes de entre 15 y 18 años pero también a padres y a estudiantes que han abandonado la universidad, incluye un test elaborado por orientadores de la Universidad de Navarra, que sugiere a los alumnos qué rama de Bachillerato seguir y qué carreras estudiar.

Del quirófano al despacho de un abogado y de ahí a una clase universitaria, la aplicación recopila información y testimonios prácticos sobre para qué sirve estudiar titulaciones tradicionales como Derecho o Medicina, pero también grados más novedosos como Ingeniería de Software o Transmedia. Profesores y profesionales, tanto anónimos como conocidos —participan, por ejemplo, el diplomático Inocencio Arias y el exdirectivo de Inditex Jesús Vega— explican a los jóvenes qué pueden estudiar y de qué pueden trabajar después.

El objetivo del proyecto es mostrar las opciones con mayor empleabilidad, que no siempre son las más obvias o conocidas. Así, por ejemplo, quien estudie Derecho podrá ser abogado, pero también compliance officer (director de cumplimiento normativo), una figura anglosajona que gana cada vez más peso en las empresas españolas. Y quien opte por ADE tendrá abierta la puerta de la consultoría pero también la del puesto de growth hacker, un perfil analítico y enfocado al marketing que se encarga de conseguir más clientes para un servicio o producto en el mundo digital. “Los jóvenes tienen la información académica, pero a menudo les falta la perspectiva laboral”, apunta Carrizosa. "Lo que intentamos es abrir ventanas a empleos que ni siquiera saben que existen".

Pero tan importante como elegir carrera es decidir en qué universidad cursarla. "En general no sabemos qué mirar. Se pierde la importancia del momento y no nos guiamos por criterios objetivos, como por ejemplo si una universidad es puntera en investigación", afirma Eduardo Domingo, director de desarrollo de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra y uno de los expertos que ha participado en el proyecto. Y aunque Domingo coincide en la importancia de la perspectiva laboral a la hora de elegir carrera, señala: "No es lo único en lo que hay que fijarse. El principal consejo para decidir es que estudien lo que les guste. Si les gusta la filosofía, que estudien Filosofía. No creo que haya carreras con salidas, sino personas con salidas".

Más información