Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venezuela confirma que retrasa dos meses su reforma monetaria

La patronal bancaria del país sudamericano había pedido aplazar la circulación del 'bolívar soberano'

Un funcionario de un estacionamiento cuenta billetes de bolívar fuerte en Caracas.
Un funcionario de un estacionamiento cuenta billetes de bolívar fuerte en Caracas. REUTERS

El Gobierno venezolano ha confirmado este sábado que la puesta en marcha del llamado "bolívar soberano" se retrasará dos meses más, hasta el 4 de agosto (en lugar del 4 de junio). La medida ya había sido adelantada por el presidente del país sudamericano, Nicolás Maduro, tras una reunión celebrada el martes con la Asociación Bancaria de Venezuela en la que el presidente de ésta última, Arístides Maza, le había solicitado retrasar la entrada en vigor de la reforma "por lo menos 90 días" y que ambas monedas circulasen en paralelo. 

Según Maza, el aplazamiento era necesario para que las instituciones bancarias pudieran ajustar sus operaciones a la nueva moneda, equivalente a mil de los actuales bolívares fuertes (y a un millón de los antiguos bolívares). La medida da algo más de tiempo a los venezolanos a prepararse, pero no despeja los temores de que la nueva divisa exacerbe la falta de efectivo circulante, consumido por la hiperinflación y por las dificultades para importar productos del extranjero (Venezuela necesita tanto efectivo que las cecas del país sudamericano no dan abasto)

El 'bolívar soberano' es un intento más de atajar el proceso de hiperinflación que vive Venezuela y que, según el FMI, provocará una subida de precios superior al 14.000% en 2018, así como una reducción del Producto Interior Bruto del 15%. Ni siquiera la subida de los precios del petróleo se ha hecho notar en la comatosa economía del país sudamericano, habida cuenta de que la producción de crudo está bajo mínimos históricos por la desinversión y la mala gestión de la petrolera pública PDVSA.