Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uno de cada cinco hogares apenas tiene dinero para un mes o menos

La crisis deja a un 22% de los hogares en situación de "vulnerabilidad financiera", según la CNMV y el Banco de España

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, durante el desayuno informativo.

El 15% de personas vive en hogares que apenas podrían mantener durante un mes su nivel de gasto sin endeudarse si perdieran su principal fuente de ingresos. La situación sería incluso más difícil para otro 7% de familias, que apenas resistiría una semana, según la macroencuesta sobre Competencias Financieras elaborado por la CNMV y el Banco de España. En total, un 22% de los encuestados se encuentran en lo que el informe llama “vulnerabilidad económica” por efecto de la crisis. El estudio también resalta que el 38% de los encuestados ahorra en metálico, gran parte de ellos con rentas altas.

El paro de larga duración, la temporalidad y las precarias condiciones de contratación, han dejado clara huella en los hogares españoles. La encuesta que los supervisores de las finanzas y los mercados han realizado entre 21.221 individuos de entre 18 y 79 años apunta que para comprender las prácticas financieras de la población española “es importante conocer los recursos disponibles ante posibles pérdidas de ingresos”. La posibilidad de mantener su gasto habitual, sin que lleguen cargas extraordinarias, “es una medida que marca la vulnerabilidad”, apunta el informe, que refleja la situación de los hogares “dado que los recursos se comparten”.

Hogares vulnerables. El retrato robot de la vulnerabilidad es el hogar con encuestados con estudios de primaria, personas desempleadas o inactivas, más casos de mujeres que de hombres, que viven solos, cuya renta es menor a los 14.500 euros anuales y que no son dueños de la vivienda. Por comunidades, destacan los casos de Andalucía, Canarias, Valencia y Murcia. Donde menos casos existen es en Aragón, Castilla y León, Extremadura o el País Vasco.

Por otro lado, un 52% de los entrevistados reside en hogares que, aunque perdieran su fuente principal de renta, podrían mantener su nivel de gasto durante, al menos, seis meses sin endeudarse ni vender propiedades. Ahorro en metálico. Además de los conocimientos financieros, la encuesta, que se publicará íntegra los próximos días, mide los vehículos utilizados para ahorrar.

El 61% dice haber ahorrado en los 12 últimos meses, y que el modo más común “es acumulando en la cuenta corriente (65%), pero el 38% de quien ahorra lo hace en metálico”, una cifra llamativa y destacada por los responsables del informe ya que se ha asociado a la economía sumergida. También resaltan que “el ahorro en metálico se observa incluso entre grupos de renta elevada (28%)”. Por comunidades destacan Andalucía y Baleares, con gran negocio turístico. Los más ahorradores están en Aragón, País Vasco, La Rioja y Cantabria.

Más gastos que ingresos. Según revela la encuesta, el 97% de los españoles adultos posee una cuenta corriente, un porcentaje que se reduce al 38% en cuanto a la adquisición de otros tipos de productos financieros y al 17% en el caso de préstamos personales o hipotecas. Solo el 2% de los nacidos en España no es titular de una cuenta frente al 8% de los inmigrantes.

El 28% de individuos viven en hogares que han tenido gastos por encima de sus ingresos en los últimos 12 meses y el 51% han financiado los mayores gastos usando ahorros mientras que el 35% piden a amigos u otros contactos para llegar a fin de mes. Un dato curioso es que los grupos con menos renta usan más el crédito de familiares y recurren menos a los créditos.

Problemas con los bancos. El 19% de los encuestados dice haber tenido “alguna desavenencia” con su banco, que no se resolvieron con una llamada telefónica. Las más frecuentes fueron por tipos de interés o comisiones y fueron superiores a 30 euros. Los que tienen estudios universitarios se quejan más que los de educación primaria.

Sin acceso al crédito. El 15% admite que difiere pagos o hace un descubierto no autorizado en su tarjeta de crédito. Este grupo pertenece, sobre todo, a los grupos con menor renta (por debajos de 14.500 euros), no poseen su vivienda principal y tiene educación primaria.

Otro aspecto que refleja la exclusión financiera es no tener acceso al crédito. El 8% de los individuos declara haber tenido dificultades para lograr un crédito en su hogar en los últimos dos años.

Inmigrantes. En el capítulo de los inmigrantes, la encuesta resalta que el 26% de ellos tiene algún vehículo de ahorro frente al 45% de los nativos. La tenencia de deudas o medios de pago es inferior entre los inmigrantes. En los últimos dos años, a un 10% de este colectivo se le ha denegado un préstamo frente al 3% de los nacidos en España.

Seguros y productos más comunes. Solo el 20% posee planes de pensiones, acciones o fondos (13%) y activos de renta fija (1%). El 20% de los que tienen estudios superiores compran acciones frente al 2% de los que no los tiene. El 30% de los españoles cuenta con un seguro de vida y el 21%, con un seguro médico, mientras que el 56% posee tarjetas de crédito.

Más información