Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los británicos pierden el miedo al Brexit y vuelven a comprar casa en España

Por zonas, en Cataluña se frenaron las ventas a extranjeros en la segunda mitad de 2017 coincidiendo con la crisis por el referéndum ilegal del 1 de octubre

Promoción de viviendas en la costa espñaola.
Promoción de viviendas en la costa espñaola.

Los británicos han perdido el miedo al Brexit y vuelven a comprar vivienda en España.Tras el referéndum de salida de Reino Unido de la UE celebrado en 2016, los potenciales compradores aplazaron su decisión de comprar vivienda en España por el miedo a la devaluación de la libra y la incertidumbre política. Las ventas cayeron en picado (un 23,6% en el segundo semestre de 2016 y un 16,1% en el primer semestre de 2017). Pero ahora el que ha sido siempre el principal cliente del mercado inmobiliario español vuelve a poner sus ojos en él.

Las compraventas por parte de británicos crecieron un 7,8% durante el segundo semestre de 2017, según los datos publicados hoy lunes por el Consejo General del Notariado. A pesar de la recuperación en las transacciones, el Brexit ha pasado factura. En 2015 los británicos copaban casi el 24% de las compras de viviendas por parte de extranjeros en España y ahora representan el 14,3%. Aun así, siguen siendo los principales compradores, seguidos de franceses (8,4%), alemanes (8,1%) y rumanos (6,8%).

Los británicos pierden el miedo al Brexit y vuelven a comprar casa en España

También pasó factura al número de compras por parte de foráneos la celebración del referéndum ilegal de independencia del 1 de octubre en Cataluña. Se convirtió en la región donde los extranjeros compraron menos casas durante la segunda mitad del año, el momento más álgido de la crisis. Las transacciones apenas crecieron un 2,5%, lo que refleja el enfriamiento desde el 19,8% registrado durante la primera mitad del ejercicio.

No obstante, el menor avance catalán no impidió que la compra de viviendas en España por parte de extranjeros volviera a crecer durante el segundo semestre de 2017 y lo hiciera a un ritmo del 14,1% interanual y en todas las comunidades autónomas. El Consejo General del Notariado registró 49.553 operaciones, un 19,5% de las transacciones totales en la segunda mitad del año. Dos tercios de las compraventas las realizaron ciudadanos residentes y el tercio restante extranjeros de fuera de la UE.

Casas más caras y 'visas oro'

Además, el gasto para la compra de esas viviendas también aumentó un 5,7% interanual (hasta los 1.717 euros por metro cuadrado), casi el doble de lo que los foráneos pagaron en el primer semestre. Ahora bien, los internacionales no residentes pagaron precios mucho mayores (2.027 euros por metro cuadrado), que los residentes (1.420 euros). El coste medio abonado por los no residentes creció a mayor velocidad (8% interanual) que por los extranjeros residentes (4,6%), lo que viene sucediendo desde principios de 2014, año en que entró en vigor la llamada Visa Oro, que facilita la concesión del permiso de residencia a los compradores de fuera de la UE que compren propiedades por encima de los 500.000 euros.

Según destaca el informe, los extranjeros residentes de todas las nacionalidades aumentaron sus compraventas, destacando daneses (39,5%), marroquíes(35,4%)y suecos (30,8%). Entre los no residentes, se registraron alzas exorbitantes entre ecuatorianos (250,0%) y portugueses (131,4%) pero disminuyeron entre suizos (-10,5%) y franceses (-2,1%).

Pese a estos aumentos o bajadas, en España, según las comunidades, varía la influencia, pero en general entre los no residentes (suelen ser segundas residencias) destaca el peso de las compras de los británicos, franceses, alemanes y noruegos en las costas, y chinos e italianos en la zona centro. Entre los residentes, destacan por su presencia en la compra de vivienda los chinos y rumanos en toda España, y de nuevo, los británicos y franceses en la costa, así como los italianos en las islas.

Las islas copan el interés

Junto con Cataluña, otras autonomías también registraron incrementos en la compra por parte de internacionales inferiores a la media nacional (14,1%): Andalucía (12,8%), Galicia (9,8%), Canarias (8,7%), Baleares (5,3%) y Aragón (2,8%). En cambio, 11 regiones mostraron incrementos superiores a la media nacional (14,1%): Extremadura (54,9%), Cantabria (38,3%) y Navarra (34,0%). Con ascensos de entre el 20 y el 30% se situaron Castilla-La Mancha, Madrid, La Rioja, País Vasco, Murcia y Asturias, mientras que en la Comunidad Valenciana (19,8%) y Castilla y León (15,7%) las transacciones avanzaron algo menos del 20%, pero por encima de la media nacional.

Como en semestre anteriores, las compraventas se concentraron en parte del litoral mediterráneo y las islas. Así, las comunidades con mayor peso de las compras por parte de extranjeros fueron Baleares (40,5%), Canarias (37,6%), Comunidad Valenciana (37,0%) y Murcia (28,4%), todas ellas superando la media nacional (19,5%). En cambio, supusieron un 10% o menos en el centro peninsular y la cornisa Cantábrica: Aragón (10,0%), Navarra (9,4%), Castilla-La Mancha (8,9%), País Vasco (5,5%), Asturias (5,4%), Cantabria (5,0%), Castilla y León (4,8%), Galicia (4,5%) y Extremadura (3,8%). Andalucía (19,2%) y Cataluña (18,4%) vuelven a situarse nuevamente en torno a la media y Madrid (12,2%) varios puntos por debajo.