Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España confía en que mantendrá su puesto en el BEI con otro candidato

El nombramiento de vicepresidente de este organismo debe ser de mutuo acuerdo con Portugal

Román Escolano, nuevo ministro de Economía, en una imagen de 2015
Román Escolano, nuevo ministro de Economía, en una imagen de 2015 EFE

Román Escolano deja su puesto como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para convertirse en ministro de Economía. Esa posición es uno de los puestos internacionales más destacados que ocupa un español en la Unión Europea (aunque desde el 1 de mayo el vicepresidente del Banco Central Europeo será Luis de Guindos). Y el Gobierno español asegura que no tendrá problemas para mantenerlo, y que podrá nombrar otro candidato para terminar el mandato que tenía asignado escolano, que finaliza en 2020. Y esto, a pesar de que esa posición la comparte en mandatos alternos con Portugal.

"Vamos a seguir manteniendo ese cargo, lo que haremos es sustituir a Román por otra persona igualmente competente", indicó este miércoles a Europa Press el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la misma línea con otros miembros del Ejecutivo. La duda surge a raíz de que el puesto en el consejo del BEI lo comparte España con Portugal, y se turnan para ocuparlo. España lo ocupa desde que en 2010 accedió a la vicepresidencia Magdalena Álvarez. Debía estar hasta 2015. Pero dimitió en junio de 2014 ante la confirmación de su imputación por el caso de los ERE de Andalucía. Entonces la plaza en el consejo del BEI no pasó a Portugal, ya que lo ocupó Román Escolano, otro español. Y se pactó con Portugal que lo mantendría hasta 2020. Pese a la marcha de Escolano, el Gobierno español dice que el acuerdo con Portugal era hasta 2020, con lo que no hay problema en nombrar otro candidato.

¿Se opondrá Lisboa y reclamará el asiento tras más de ocho años sin disponer de él? Portugal ocupa en este momento varios puestos de mucha relevancia (la secretaría general de la ONU y presidencia del Eurogrupo, entre otros). Fuentes del Ejecutivo luso señalan que efectivamente el pacto con España para el BEI está vigente hasta 2020. Aunque recordaron que, en todo caso, el nombre del sucesor deberá ser acordado entre ambos países.

Ocho vicepresidentes

El BEI, por su parte, explica simplemente que el procedimiento indica que el candidato "será nombrado por el Consejo de Gobernadores del BEI de acuerdo con la propuesta conjunta del Reino de España y la República de Portugal".

La dirección del BEI, fundado en 1958 y con sede en Luxemburgo, la componen un presidente y ocho vicepresidentes (aunque ahora había ya un puesto vacante). Los nombra el Consejo de Gobernadores —compuesto por los ministros de Finanzas de los 28 Estados miembros— para un mandato de seis años. El presidente es el alemán Werner Hoyer. Los vicepresidentes, todos hombres, son el italiano Dario Scannapieco; el británico Jonathan Taylor; el francés Ambroise Fayolle; el irlandés Andrew McDowell; el eslovaco Vazil Hudák; el finlandés Alexander Stubb; y hasta ayer, el español Román Escolano.