Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Globalia estrena el Boeing 787-9 y anuncia que volverá a beneficios

Juan José Hidalgo pronostica un "vuelco vertiginoso" en las cuentas de 2017 tras las pérdidas de los dos años anteriores

Juan José Hidalgo, en el centro, junto a la tripulación del nuevo Boeing 787.
Juan José Hidalgo, en el centro, junto a la tripulación del nuevo Boeing 787.

El presidente de Globalia, Juan José Hidalgo, ha asegurado que los resultados de la compañía han dado un “vuelco vertiginoso” en 2017 respecto al año anterior. Aunque no ha dado cifras, la afirmación supone que el grupo turístico volverá a beneficios tras las pérdidas registradas en 2016 (un 17,9 millones) y en 2015 (14,9 millones). Hidalgo ha hecho estas declaraciones en el vuelo inaugural del primer avión Boeing 787-9 de la flota de Air Europa, realizado este lunes de Madrid a Palma de Mallorca. Este aparato es el primero de un pedido de 16 para los vuelos de larga distancia de la aerolínea.

“El año ha cerrado muy bien”, ha comentado Hidalgo, que ha aprovechado para asegurar que la compañía se está centrando en el crecimiento de las rutas con las que ya cuentan, principalmente en Centroamérica y Sudamérica, en vez de la ampliación a nuevos destinos. “Cada año solo podemos ampliar cuatro o cinco aviones y rutas para amortizar la inversión que suponen”, ha explicado.

En una intervención que ha calificado como “de las últimas” que hará, el presidente de Globalia ha reiterado que el 52% de la compañía que él posee no se va a vender. “Estoy bien, estoy con un ojo encima de las cosas, pero quiero que los demás tiren del carro con responsabilidad y sean ellos los que tomen las decisiones”, ha sentenciado, en referencia a su hijo Javier, a quien nombró consejero delegado de la empresa en septiembre de 2016.

Además, ha explicado que esperan que el hangar que están construyendo en Madrid esté operativo a partir de mediados de 2019 y que dé servicio a su flota de larga distancia —como ya hace el de Palma de Mallorca— y “sirva para dar servicio a flota de terceros”. “Tenemos todo previsto y el presupuesto hecho, pero estamos en un país lleno de papeleo”, ha afirmado.

En cuanto a Cataluña, Hidalgo ha comentado que han tenido un gran descenso del número de viajeros del que aún no se han recuperado. “Se ha notado mucho una bajada de clientes en las rutas de Palma-Barcelona y Madrid-Barcelona y también nos han cancelado vuelos desde Tel Aviv y Rusia”, ha declarado.

 Hidalgo ha añadido que espera que en breve comience a ser efectivo el acuerdo que realizaron con Ryanair el año pasado por el cual se pueden comprar pasajes de las dos compañías en las webs de las dos, con lo que Hidalgo ha explicado que se abrirán entre 40 y 50 nuevos destinos para Air Europa a través de Ryanair.

16 Boeing 787-9 hasta 2022

El Boeing 787-9 estrenado hoy, que llegó al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas el pasado sábado, procedente de la planta de Boeing en Carolina del Sur (EE UU), será utilizado a partir de marzo para volar a Buenos Aires. Bautizado JJ Hidalgo, amplía su capacidad de 296 a 333 pasajeros —30 de ellos en clase business— y es una de las 16 aeronaves de este tipo que la aerolínea incorporará a su flota de larga distancia de manera progresiva hasta 2022. Así, el segundo llegará el mes que viene, otros cuatro en 2019, dos en 2021 y los tres últimos durante el primer semestre de 2022.

El Boeing 787-9 tiene una longitud de 63 metros y una envergadura de 60 metros y cuenta con mayor capacidad de carga y pasajeros que el modelo anterior. Además, reduce en un 20% el consumo de combustible y las emisiones y un 60% el impacto acústico frente a otros aviones de su tamaño. La aeronave dispone de Wifi y todos los vuelos con salida en Madrid cuentan con menús ecológicos, mientras que en la clase business se podrán degustar los platos del chef Martín Berasategui.

Con la incorporación de los nuevos 787-9 Air Europa completa la segunda fase de renovación de su flota transoceánica, iniciada hace dos años con la llegada del primer Boeing 787-8. Así, estos nuevos modelos se convierten en el segundo miembro de la familia Dreamliner al sumarse a los ocho 787-8 con los que ya cuenta la aerolínea y con los que cubre regularmente sus rutas a Miami, Bogotá, Santo Domingo, Buenos Aires, La Habana, Lima y Tel Aviv.

Más información