Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Baleares multa con 300.000 euros a Airbnb por anunciar pisos turísticos

La plataforma replica que no ha sido notificada oficialmente de la sanción

Turistas en la playa de Palma.
Turistas en la playa de Palma.

El Gobierno balear ha impuesto una sanción de 300.000 euros a la plataforma de alquiler turístico Airbnb por alojar publicidad de hasta una veintena de viviendas en Mallorca que no cuentan con la licencia preceptiva para el arrendamiento vacacional, prohibido en pisos y apartamentos desde el pasado mes de agosto. La Consejería de Turismo, Innovación e Investigación ha notificado la sanción a la empresa, que dispone a partir de ahora de 15 días para presentar alegaciones.

Según han explicado desde el departamento de Turismo, el expediente abierto a Airbnb concluye que la plataforma ha incurrido en una infracción muy grave porque había sido advertida en varias ocasiones de que estaba cometiendo una ilegalidad. Unas advertencias que no surtieron efecto ya que la comercializadora continuó publicando anuncios de inmuebles ilegales, que no cuentan con una licencia de la consejería ni con la declaración responsable del inicio de la actividad.

La plataforma fue advertida mediante un requerimiento por primera vez el pasado 16 de agosto, tras comprobarse desde la inspección que no estaba cumpliendo la Ley Turística reformada el verano pasado que prohibía el alquiler vacacional en pisos y apartamentos y en las casas unifamiliares sin licencia. Los inspectores volvieron a constatar en noviembre que Airbnb continuaba sin cumplir la ley y se volvió a enviar un requerimiento en el que se advertía de multas de entre 40.001 y 400.000 euros si en 15 días no se revertía la situación.

El acta definitiva de multa fue levantada el pasado 1 de febrero al recoger que la plataforma continuaba alojando la publicidad de 20 viviendas que no contaban con licencia. Este es el primer expediente sancionador por una infracción muy grave de la Ley Turística que se impone desde la reforma del pasado agosto, aunque no es la primera multa que recibe esta plataforma, que ya fue apercibida con 600.000 por el Ayuntamiento de Barcelona el pasado mes de junio

“El Gobierno cumple. Se planificó una ley que daba respuesta a la regulación del alquiler vacacional en plurifamiliares y que garantiza el derecho a la vivienda. La ley es efectiva y contempla la sanción que se ha impuesto” señala la consejera de Turismo balear, Bel Busquets, que recuerda que el pasado mes de agosto se envió una carta a todas las plataformas turísticas informando del cambio legislativo.

Por su parte, la plataforma de alquiler ha señalado a través de un comunicado que no ha recibido una notificación oficial de la multa. Airbnb sostiene que solo el año pasado generó más de 500 millones de euros para la economía de las islas y que tras la nueva ley que regula el arrendamiento vacacional las familias pueden perder 100 millones de euros.