Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cómo vas con tus propósitos de año nuevo? Guía para que no se desvanezcan

Para finales de enero 41,6% ya dejó atrás lo que se prometieron en las uvas

Festejos por el Año Nuevo 2018 en la Ciudad de México. Ampliar foto
Festejos por el Año Nuevo 2018 en la Ciudad de México. Cuartoscuro

Se está acabando el primer mes del año y a la par una buena parte de las buenas intenciones de bajar las llantitas, correr diario, dejar de fumar o ahorrar están empezando a quedar en el olvido. Si en el primer mes del año 41,6% de la gente ya claudicó de sus propósitos de año nuevo, según Statistic Brain, no es de extrañarse que para final de año solo 9,2% de las personas sientan que han cumplido las metas que se habían puesto con las uvas en las 12 campanadas.

Eso no quiere decir que debas tirar la toalla, al contrario. Para que estés dentro de esa selecta minoría que sí cumple sus propósitos hay algunas cosas que puedes hacer diferente de todos los que los van dejando conforme avanzan las semanas:

1. Depura. Por muy constante que seas cumplir 12 propósitos esta medio en chino, incluso si no hicieras nada más en el año que dedicarte a ellos. Mejor tener 3 metas bien claras y adicionar más conforme las cumplas que tener 12 dispersas a las que no les puedes dedicar realmente tiempo, dinero o esfuerzo necesarios.

2. Piensa en pérdidas y ganancias. Hay personas que se motivan con visualizar resultados… pero la gran mayoría somos un poco hijos de la mala vida, así que solo nos ponemos en marcha cuando tenemos la sensación de que vamos a perder algo. ¿Qué cosa negativa y horrenda te puede pasar o de qué te vas a perder si no consigues tu meta? Aplica desde propósitos de salud hasta los financieros ¿qué pasará si no sales este año de esa deuda y la dejas crecer? ¿Cómo te vas a sentir si en lugar de irte a ese viaje te quedas de hongo en tu casa o si no tomas ese curso que te ayudaría a ascender o crecer tu negocio?

3. Deja los propósitos y conviértelos en metas efectivas. Bien dicen que “de buenas intenciones están llenos los panteones”. Si tienes un propósito pero está planteado de forma medio etérea, no sabes cuánto cuesta o qué recursos requieres, cuándo lo quieres lograr y qué cambios necesitas hacer para lograrlo es muy seguro que se una a la larga lista de todos los que año con año dejas sin cumplir. Este formato te puede servir para aclarar tus metas.

4. Mide los avances. En las empresas hay una máxima popular que dice que “lo que no se mide no se puede mejorar”, así que si tu meta es de ahorro ten claro cuánto necesitas avanzar cada semana o quincena; si es ejercicio la puedes medir en tiempo por semana, kilómetros o resistencia. Todo puede tener una medida que te diga si ahí la llevas o te estás rezagando.

5. Búscate cómplices. La razón por la que más gente tiene éxito bajando de peso cuando va con un nutriólogo que por su cuenta se llama “rendición de cuentas”. Si solo tú y nadie más que tú sabe cuáles son tus propósitos –aparte del rotundo fracaso – quizás no sientas que pase mucho si los acabas dejando para otro año, pero si le contaste a tu mejor amigo, pareja o alguien de tu familia del tema y te está dando lata con tus avances, seguro te va a dar más vergüenza decirle que “siempre no”.

Si tenías curiosidad de cuáles son los principales propósitos de los mexicanos, TNS Global hizo una encuesta y los cinco primeros fueron: ahorrar, hacer ejercicio, reducir el estrés, incrementar sus ingresos y seguir una dieta balanceada. ¿Coinciden con los tuyos? Sean los que sean espero que esta guía te sirva para que 2018 sea la gran excepción y sí los cumplas.

Sofía Macías es especialista en educación financiera, autora de la serie de libros Pequeño Cerdo Capitalista. Puedes encontrarla en Twitter como @PeqCerdoCap y en www.pequenocerdocapitalista.com

 

Más información