Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El referéndum ilegal de octubre pasó factura en 2017 a los hoteles catalanes

Perdieron pernoctaciones y hasta el 10% de rentabilidad en diciembre, frente a las subidas del resto de España

Turistas ante la Sagrada Familia de Barcelona.
Turistas ante la Sagrada Familia de Barcelona. EFE

Una habitación de hotel vacía genera muchos costes. Hay que seguir pagando el personal, los impuestos y el mantenimiento. Así que los hoteleros prefieren vender las plazas más baratas antes que tenerlas vacías. El sector es uno de los más avanzados a la hora de jugar con la oferta y la demanda y variar sus tarifas. Y en Cataluña, los empresarios optaron por rebajar precios ante la bajada de reservas a partir del referéndum del 1 de octubre. Las pernoctaciones bajaron con fuerza en la recta final del año y su rentabilidad se ha visto resentida: cayó en 2,84% en octubre, el 1,69% en noviembre y el 10,06% en diciembre. La media española fue positiva todo el año.

El referéndum ilegal de octubre pasó factura en 2017 a los hoteles catalanes

Según las estadísticas anuales de ocupación hotelera, en 2017 los hoteles españoles lograron un aumento de su tasa anual de clientes del 3,66%, hasta contar con 103 millones de usuarios. Estos hicieron en total 340 millones de pernoctaciones, el 2,68% más. La subida de los hoteles, en todo caso es menor que la del turismo en general, que creció por encima del 8%, ante el aumento del uso de otro tipo de alojamientos, en especial, el de los apartamentos turísticos.

Cataluña logró ver aumentadas las noches de hotel contratadas un 2,7% de media en el año. Pero la curva de pernoctaciones en los hoteles para Cataluña, sin embargo, es clara: baja al ritmo de la tensión por el desafío secesionista. Durante el principio del año registró fuertes subidas. El único bache se vivió de marzo, pero porque la Semana Santa este año caía en abril, y ahí se dispararon las noches de hotel el 23%. Sin embargo, en octubre, el mes del referéndum ilegal, las pernoctaciones bajaron el 2,5%, en noviembre el 6,25% y en diciembre, más del 10,7%. Por número de clientes, la caída fue del 4,4% en octubre, el 0,7% en noviembre y el 4,2% en diciembre.

En cuanto al negocio, el índice de precios hoteleros creció en toda España el 4,42% con respecto al año anterior. El listado por comunidades arroja grandes diferencias: en Madrid los precios suben el 7,36%. También suben más del 7% en Murcia, País Vasco y Canarias. Mientras, en Cataluña bajan el 2,25% y en Baleares, el 5,59%.

El referéndum ilegal de octubre pasó factura en 2017 a los hoteles catalanes

Menos rentabilidad en Cataluña

Si se acude a los indicadores de rentabilidad, el recorte de precios en Cataluña es más llamativo. El Rev Par es un indicador del sector hotelero que mide la rentabilidad los ingresos medios por habitación de cada establecimiento. Estén ocupadas o vacías. Muestra si un hotel es rentable o no teniendo en cuenta la tarifas a las que ha vendido sus plazas.

El RevPar de media en España creció un 4,58% en diciembre y encadenó todo el año de subidas. En Madrid se dispara más del 15% al acabar el año. En Navarra, el 14%. Y en varias comunidades como Andalucía o las dos Castillas, más del 11%. Cataluña se desmarca: baja un 10,06% en diciembre. Y ya registró a la baja octubre (-2,84%) y noviembre (-10,06%). Mientras en los otros grandes destinos turísticos crece durante todo el año.

En cuanto a la tarifa media diaria, en España subió en diciembre el 2,62% de promedio, con alzas de más del 8% en Asturias y más del 7% en Navarra. No marcó ni un solo mes en negativo en la media de España. Sin embargo, en Cataluña, bajó el 5,74% en diciembre, hasta los 83,52 euros de media, tras los frenazos de octubre y noviembre y con enero y febrero también en bajada. Entre las comunidades más fuertes del turismo (Andalucía, Baleares, Canarias, y Comunidad Valenciana), solo en Baleares cayó también en diciembre, más del 5%, tras un año de fuertes alzas.

Fe de errores

En una primera versión, algunas cifras que correspondían a diciembre aparecían mezcladas con las de todo 2017. Este extremo ha sido aclarado en el texto