Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kodak triplica su valor tras sumarse al carro de las criptomonedas

La compañía anuncia la creación de una plataforma digital para intercambiar los derechos de autor de las fotografías

Expositor de Kodak en la feria tecnológica en Las Vegas
Expositor de Kodak en la feria tecnológica en Las Vegas AFP

Eastman Kodak consiguió en menos de 24 horas lo que no logró con la profunda reestructuración de su negocio de fotografía: entusiasmar a los inversores. El valor de la compañía triplicó tras anunciar el martes un plan para empezar a circular su propia criptomoneda, en una escalada que volvió a mostrar el frenesí que genera todo lo que se parece a Bitcoin o con la tecnología blockchain.

Kodak va a crear una plataforma digital para facilitar las transacciones con los derechos de autor en las fotografías. El sistema para seguir el rastro de los royalties se llamará KodakOne y utilizará el KodakCoin como moneda de cambio, que se imprimirá utilizando la tecnología blockchain. La compañía, con 130 años de historia, explica que se trata de un nuevo paso en su evolución.

Antes de Kodak hacer el anuncio, la acción se cambiaba a tres dólares la unidad. De ahí llegó a dispararse un 130% pasadas dos horas y cerró la sesión cerca de los siete dólares. La remontada continuó este miércoles, con un repunte superior al 75% que le llevó a colocarse por encima de los 13 dólares. Se acercaba así al máximo anual de los 15 dólares, nivel que abandonó en febrero de 2017.

Eastman Kodak fue una de las primeras víctimas de la revolución digital. Estuvo apartada del parqué durante casi dos años, para hacer frente a una profunda reestructuración tras declararse en bancarrota. Volvió a cotizar en septiembre de 2013. Pero sigue teniendo dificultad. Pese a la remontada que acompañó al KodakCoin, sus acciones siguen estando lejos de los más de 36 que se pagaban hace cuatro años.

Kodak debe demostrar, en cualquier caso, que el uso de la tecnología blockchain es realmente rentable para su negocio. Warren Buffett, el inversor más reputado de Wall Street, opta en este momento por no dejarse llevar por la fiebre que rodea desde el pasado verano a todo lo que tiene que ver con las criptomonedas y teme que sea una burbuja que pueda explotar, como en la crisis de las puntocom.

No es la primera compañía que experimenta un impulso similar tras anunciar que se suma al carro de las criptomonedas. La compañía de bebidas Long Island Ice Tea duplicó su valor tras cambiar el nombre a Long Blockchain. Algo parecido pasó con el fabricante de equipamiento biotecnológico Bioptix, que ahora se llama Riot Blockchain

Más información