Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sueldo medio bruto en España bajó un 0,8% en 2016, hasta los 1.878,1 euros

Tras varios años subiendo, los salarios caer el año pasado

Una camarera, en Barcelona. La hostelería paga los sueldos más bajos.
Una camarera, en Barcelona. La hostelería paga los sueldos más bajos.

El salario medio cayó en 2016. Se situó en 1.878,1 euros brutos al mes, un 0,8% menos respecto al año anterior, según la encuesta de población activa. Esta cifra ahonda en lo que ya muestran el resto de estadísticas que estudian la evolución de los sueldos en España: las remuneraciones de los asalariados no acaban de sumarse a la recuperación.

Una de las explicaciones para este comportamiento está la gran creación de empleos precarios: la gran cantidad de trabajos peor pagados que están creándose tiran de la media a la baja. Esto es lo que en estadística se llama efecto composición. No obstante, también hay una evidente falta de empuje en el resto de sueldos. Esto se observa cuando analiza lo sucedido en 2015, entonces los salarios crecieron un 0,66% pese a que el empleo repuntó un 3%. El año pasado, en cambio, cayeron ese 0,8% con un aumento del 2,66% en los puestos de trabajo. 

El análisis de los deciles salariales de la EPA muestra el estrecho vínculo entre los sueldos más bajos y los contratos temporales y de jornadas parciales. Los temporales cobran 9,1 euros por hora frente a 12,8 en el caso de los indefinido. La diferencia entre quienes trabajan media jornada (8,9 euros por hora) y toda la jornada (12,2 euros) es similar. Esto se traduce, en consecuencia, en salarios medios brutos más bajos para estos coelctivos 1.312,4 euros y 734,2 euros.

Al ser mujeres quienes más tienen este tipo de contratos con sueldos más bajos, son ellas también la que tienen remuneraciones más bajas. El salario medio de las mujeres es de 1.661 euros, a razón de 11,3 euros por ahora, y el de los hombres de 2.075,7 euros (12,3 euros por hora).

Lo que hace la estadística de deciles de salarios es dividir al colectivo estudiado en 10 grupos con el mismo número de individuos según los ingresos. De acuerdo con esa división, se extrae que el 30% de quienes trabajaban por cuenta ajena el año pasado cobraba 1.229,3 euros al menos o menos; un 40% se situaba entre esa cifra y los 2.137,5 euros y el resto, otro 30%, por encima.

Por ramas de actividad, los empleados de hogar, los trabajadores del campo y los de la hostelería son lo que me tienen sueldos más bajos: 823,2 euros,1.159,5 euros y 1.172,2 euros, respectivamente. Los salarios más alto, por el contrario, se pagan en las actividades financieras y en el suministro de energía y agua. Ambas ramas pagan en torno a los 3.100 euros brutos al mes y se mantienen en lo más alto pese a que el año anterior pagaban más de 3.400 euros mensuales.

La estadística de deciles salariales de la EPA es un estudio anual elaborado por el INE a partir, principalmente, de la encuestra de población activa. Además, se tiene en cuenta los diferentes datos fiscales y de bases de cotización de la Seguridad Social. La diferencia con otras estadísiticas de remuneraciones (Encuesta Trimestral y Anual de Coste Laboral, Encuesta de Estructura Salarial, registro de convenios o datos fiscales) es que abarca a todo el mercado laboral y, por tanto, es más completa. Lo que no hace es eliminar ese efecto composición, algo que sí persigue el Índice de Precios del Trabajo y que, pese a divulgarse con mucho retraso (el último dato es de 2015), muestra la misma debilidad en la evolución de los sueldos.