Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Sareb vende a un fondo la hipoteca del rascacielos InTempo de Benidorm por un precio superior al de compra

Según el 'banco malo', la venta permitirá finalizar el edificio, parado desde 2014, y vender sus más de 250 viviendas

El edificio, InTempo, a la derecha, en Benidorm.
El edificio, InTempo, a la derecha, en Benidorm.

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), la entidad conocida como banco malo, ha vendido al fondo SVP Global, el préstamo hipotecario de 108 millones de euros del edificio InTempo de Benidorm. Según la Sareb, se ha vendido por un precio superior al que fue adquirido, aunque declinó informar del importe exacto. No obstante, según se publicó hace meses, en 2012 se vendió con una quita de algo menos del 50%, es decir, podría haber pagado entre 50 y 60 millones. Este rascacielos, el mayor para uso familiar de Europa con 269 apartamentos, constituye un símbolo de la borrachera inmobiliaria y de la resaca posterior. Su construcción se inició en 2006, pero el estallido de la burbuja lo dejó sin terminar.

En 2012 la Sareb adquirió la deuda de 108 millones que tenía Caixa Galicia. En 2014 el banco malo instó el concurso de acreedores por la compleja situación judicial de la sociedad, que soportaba muchos litigios de los demás acreedores, que eran proveedores del rascacielos y propietarios de los apartamentos que no han podido ocuparlos. Muchos de ellos demandaron a la Sareb y el juez le ha dado la razón al banco malo, según fuentes de esta sociedad.

La Sareb nunca tuvo la propiedad de las acciones a la que daba derecho su préstamo, algo que hará el fondo SVP Global cuando el juez cierre el concurso. La titularidad de los 108 millones dará derecho a la mayoría absoluta de la sociedad cuando se constituya, ya que se estimó en 2014 que la deuda total era de unos 120 millones, aunque este dato no lo ha confirmado la Sareb. El banco malo ha preferido vender ahora para acabar con los litigios que sufre desde hace cinco años y evitar entrar en el proceso de terminación de la obra, a la que le falta alrededor del 10% del total. El edificio está paralizado desde que en 2014 quebrara la constructora Olga Urbana. Al vender el préstamo, la Sareb también deja de tener gastos financieros y de mantenimiento del edificio, que los arrastra desde el 2012, y que han supuesto una cuantía que no ha determinado la sociedad.

La primera operación de SVP Global

Los compradores han sido "fondos asociados a SVP Global", fondo de origen estadounidense, fundado en 2001, y líder global con sedes en Greenwich (CT), Londres, Frankfurt y Tokio, según la nota. Está centrado en inversiones de alto valor añadido y "busca generar valor en sus inversiones a través de su extensa experiencia industrial, de reestructuración y operativa", dice el comunicado. Esta es la primera operación que realiza en España.

El préstamo es de Caixa Galicia, que después se integró en Nova Caixa Galicia al fusionarse con Caixa Nova. Concedió 108 millones en 2005 a la promotora Olga Urbana para que levantase el rascacielos, dos torres de 52 plantas, unos 200 metros de altura, coronadas por una estructura en forma de cono. Sin embargo, Olga Urbana entró en concurso de acreedores en 2014, instada por la propia Sareb.

Según afirma la Sareb en la nota de prensa, la venta del préstamo al fondo SVP Capital “permitirá asegurar la finalización de las obras pendientes y la posterior comercialización de los apartamentos”. Entre los acreedores, hay 138 afectados, entre entidades y particulares.

Más información