Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La troika pregunta por las consecuencias de la crisis catalana para la economía

Los técnicos europeos visitan España para analizar el estado de la banca

Fuegos artificiales en la plaza de Sant Jaume, en Barcelona, el pasado viernes tras la proclamación de independencia por el Parlament
Fuegos artificiales en la plaza de Sant Jaume, en Barcelona, el pasado viernes tras la proclamación de independencia por el Parlament REUTERS

Una delegación de técnicos de la Comisión Europea visitó esta semana Madrid para preparar las recomendaciones de reformas que elabora cada año. Y la semana anterior estuvo en España un equipo de la troika, compuesto por el BCE, la Comisión y el mecanismo de rescate europeo (MEDE). Este tenía el propósito de hacer un seguimiento de la banca y la economía tras el programa de rescate financiero.

España reembolsará al MEDE otros 2.000 millones de los 41.300 prestados, por lo que aún restarán por devolver unos 31.700 millones. Aunque el foco de las reuniones con ministerios y organismos independientes no era en principio Cataluña, los economistas de los organismos internacionales lanzaron varias preguntas sobre las tensiones políticas y cómo estas podrían terminar afectando a la actividad y la banca, según varias fuentes consultadas.

La contestación más frecuente de los representantes del Gobierno consistió en que por el momento es difícil de calibrar. La Airef ha cifrado el impacto hasta en 12.000 millones menos en el crecimiento del PIB. El Ministerio de Economía ha calculado pérdidas de unas 3.000 millones en sus previsiones remitidas a Bruselas. Y el Banco de España ha alertado del riesgo de que perjudique la inversión y el consumo si el conflicto se prolonga. Pero cualquier estimación a estas alturas todavía es algo precipitada, insisten. Y el Ejecutivo espera que se pueda reconducir pronto la situación con un daño mínimo. La fuga de depósitos de los bancos está ya controlada, informaron. 

“Estos encuentros han sido más bien de segundo nivel y abarcaban muchas áreas. Pero es inevitable que se pregunte bastante por Cataluña al centrar toda la actualidad”, comenta una fuente que ha asistido a reuniones.

Los economistas de la Comisión pusieron énfasis en las reformas para aumentar la productividad, engordar el tamaño de la empresas y favorecer la I+D. También reclamaron medidas para facilitar la recolocación de trabajadores y mejorar el mercado laboral. Se trata de reforzar la calidad del crecimiento, más allá de la necesidad de que el Gobierno presente un presupuesto que asegure el cumplimiento de los objetivos de déficit exigidos por Bruselas. Como adelantó EL PAÍS, la Comisión ha remitido una carta a España señalando la importancia de que elabore un plan presupuestario.

La troika pidió además medidas específicas para sanear el banco malo Sareb y reforzar la rentabilidad de los bancos en un contexto difícil por los bajos tipos de interés.

En el plano estrictamente económico, el Ejecutivo europeo destaca que España debe "proseguir con los esfuerzos de reforma para lograr una mayor productividad y garantizar un crecimiento inclusivo y sostenible". "Ello supone medidas para reducir aún más el desempleo, hacer que el mercado de trabajo sea más inclusivo y mejorar el entorno empresarial, continuando al mismo tiempo el fortalecimiento del sector financiero. Además, las autoridades deberían aprovechar la oportunidad que brinda la recuperación económica para proseguir con la consolidación fiscal con el fin de garantizar una reducción decidida del déficit público y las ratios de deuda y reconstruir espacio fiscal que permita a España superar cualquier perturbación adversa", subraya una nota publicada por la Comisión sobre su visita a Madrid.