Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU mantiene el ritmo de crecimiento pese a los huracanes

La actividad económica se expandió a una tasa analizada del 3% durante el tercer trimestre, solo una décima menos que en el segundo

Aspirantes a una plaza de empleo en un centro logístico de Amazon
Aspirantes a una plaza de empleo en un centro logístico de Amazon AFP

La economía de Estados Unidos mantuvo el ritmo de crecimiento en el tercer trimestre pese al efecto de los huracanes Harvey e Irma en el consumo y la construcción. La expansión progresó a una tasa anualizada del 3% (0,7% intertrimestral). Es solo una décima menos que el registrado en los tres meses anteriores. La Reserva Federal tiene, por tanto, la luz verde para seguir adelante con la retirada de estímulos y subir los tipos de interés en diciembre.

La primera lectura del indicador es mejor de lo esperado. El consenso en Wall Street anticipaba un bocado en el crecimiento de medio punto porcentual. La doble tempestad afectó, primero, a Texas. Harvey castigo durante cinco días a final de agosto toda la zona industrial de Houston, donde paralizó la ciudad y la actividad de las empresas del sector petroquímico. Dos semanas después Irma forzó a realizar evacuaciones masivas en toda Florida.

La gran cuestión estaba en ver la capacidad de resistencia que tiene la economía frente a estos eventos. Los economistas calculaban una moderación de un punto. Sin el efecto de los huracanes, por tanto, el patrón de crecimiento habría sido incluso superior al del segundo trimestre. El dato muestra que la base de la expansión es solida en el resto del país y que el efecto de los huracanes se concentró en esas dos regiones. La inversión de las empresas creció un 3,9%.

El consumo se moderó al 2,4%, respecto al 3,3% del trimestre precedente. Cualquier lectura por encima del 2% indica que hay confianza. La actividad en el sector inmobiliario, entre tanto, cayó un 5,2%, tras crecer un 7% en el segundo. El dato de empleo de septiembre mostró una contracción. Pero los últimos indicadores reflejan que en el mercado laboral, la producción industrial y el comercio repuntan. El gasto público, las exportaciones y el alza de los inventarios también dan un impulso.

La última vez que la economía de EE UU registró dos trimestres consecutivos con un crecimiento igual o superior al 3% fue a medidados de 2014. El dato, en todo caso, está sujeto aún a dos revisiones y podría ser ajustado a la baja. El Departamento de Comercio, de hecho, aclara en la nota de prensa que no está en condiciones en este momento de calcular el impacto exacto que tuvieron los dos huracanes. El efecto del huracán María en Puerto Rico tampoco se mide.

Retirada de estímulos

La solidez del indicador, en todo caso, da argumentos a la Reserva Federal para seguir adelante con su estrategia de retirada de estímulos. El banco central de EE UU acaba de iniciar este mismo mes el proceso para desprenderse de los activos de deuda que acumuló durante la crisis, que ascienden a 4,5 billones de dólares. La idea es rebajarlo a 1,5 billones. En paralelo se subirá los tipos de interés de una manera gradual, que están en una banda entre el 1% y el 1,25%.

En diciembre podría llegar, por tanto, el que sería el tercer incremento en el precio del dinero este año, reflejo de que la economía sigue creciendo con solidez ocho años después de salir de la Gran Recesión. El Congreso de EE UU acaba de adoptar, en paralelo, el plan presupuestario que servirá como vehículo a la rebaja de impuestos prometida por el presidente Donald Trump. Es el pilar fundamental de su plan económico, que busca un crecimiento superior al 3%.

La inflación sigue planteando, sin embargo, un quebradero de cabeza a la Fed a la hora de afinar su política monetaria. El alza de precios sigue siendo este año más débil de lo anticipado, pese a que la tasa de paro está en el 4,2%. El dato del tercer trimestre refleja un repunte al 1,3% en los precios vinculados al consumo personal cuando se excluyen energía y alimentos, frente al 0,9% en el segundo. El objetivo de estabilidad de precios de la Fed está en el 2%.