Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yellen defiende que la fortaleza de la economía justifica el alza de tipos

Draghi confía que la inflación y los salarios crecerán aunque pide paciencia porque el incremento va ser más lento de lo anticipado

Janet Yellen durante la reunión del FMI
Janet Yellen durante la reunión del FMI AP

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, confía en que el crecimiento económico crezca en la segunda mitad del año por encima de la tendencia vista a largo plazo y que el mercado laboral continúa reforzándose, por eso defiende que los tipos de interés sigan subiendo de una forma gradual. También espera que la inflación tome cuerpo y volverá al nivel de referencia del 2%, aunque admite que su tendencia aún es “incierta”.

Janet Yellen hizo estos comentarios en el marco de un seminario bancario en Washington, en el que también participan el japonés Haruhiko Kuroda y el chino Zhou Xiaochuan. Sigue viva la incógnita sobre su permanencia al frente de la autoridad monetaria de EE UU. El presidente Donald Trump debe decidir en breve sobre si la mantiene cuando venza su mandato a final de enero.

El tono del discurso de Yellen es muy positivo tanto para las perspectivas económicas como del lado de la inflación. El impacto de los huracanes será temporal, reitera, y anticipa que el crecimiento se recuperará rápido. La inflación, dice, no está al nivel que le gustaría y de nuevo admite que le sorprende el comportamiento de los precios este año. “Supongo que no será persistente”, valoró.

Los tipos de interés están ahora entre el 1% y el 1,25%. Los precios subieron cinco décimas en septiembre, por el aumento de los combustibles tras el impacto de huracán Harvey en la infraestructura de refinado en Houston. La inflación se elevó al 2,2%, tres décimas más que en agosto. Al descontar los elementos volátiles, queda en el 1,7%. El paro es del 4,2%.

El acta de la última reunión de la Fed, celebrada hace tres semanas, muestra que el alza de tipos de interés en diciembre sigue siendo una posibilidad pese a la división sobre la inflación. Buena parte de los miembros piensa que estaría justificado un nuevo encarecimiento del precio del dinero, que sería el tercero este año, si las perspectivas económicas a medio plazo permanecen sin cambios.

Cíclico o estructural

La incógnita en este momento es qué sucederá más adelante. El debate fue intenso sobre si las fuerzas que están detrás de la inflación son más un factor a largo plazo que cíclico. Janet Yellen cree conveniente seguir adelante con el proceso de retirada de estímulos porque mantener la laxitud puede intensificar riesgos a la estabilidad financiara que después serán más difíciles de combatir.

Mario Draghi dijo este sábado que los salarios y la inflación volverán a subir, pero llevará más tiempo del anticipado. El presidente del Banco Central Europeo pidió por eso paciencia. El banquero hizo estos comentarios en una rueda de prensa tras la celebración de la cumbre anual del Fondo Monetario Internacional. La autoridad monetaria europea se reúne el 26 de octubre.

Stanley Fischer, vicepresidente saliente de la Fed, dijo esta semana que empezaba a pensar que hay algo más que factores transitorios detrás de los bajos niveles de inflación relacionados con la globalización y la automatización. Los salarios tampoco están respondiendo a los estímulos a la economía. Mario Draghi, sin embargo, no ve cambios estructurales en la naturaleza de la inflación. 

Burbujas

La gran cuestión es cómo los bancos centrales van a conciliar esta realidad. La Fed tiene en marcha el proceso para desprenderse de los activos que acumuló durante la crisis. El BCE, por su parte, mantiene la compra de deuda aunque se espera que lo haga a un ritmo inferior. Draghi confía en que las condiciones continúen mejorando y la inflación converja de una manera gradual.

El FMI advirtió esta semana que la laxitud monetaria está elevando el precio de algunos activos a niveles excesivos, por eso pide que un ajuste gradual y predecible de las estrategias monetarias para evitar turbulencias. Draghi dijo que las burbujas que observa son pocas y se concentran en activos inmobiliarios comerciales. Sí admite que una corrección desordenada de precios es un riesgo.