Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España pide disculpas por censurar las críticas de los inspectores en el Congreso

El director general de Supervisión afirma que fue "un error referirse irónicamente" a las declaraciones del presidente de la Asociación en el Parlamento

Sede del Banco de España, en Madrid.
Sede del Banco de España, en Madrid.

Los desencuentros entre la cúpula del Banco de España y sus inspectores continúa sin aparente final tras años de desencuentros. Juan Pedro Sánchez, presidente de la Asociación de inspectores del Banco de España, declaró el martes 3 de octubre en la Comisión de investigación de la crisis financiera del Congreso, que el supervisor tenía herramientas para haber frenado la quiebra de las cajas y que la nueva supervisión europea es más compleja pero menos eficaz que la anterior por lo que podían llegar crisis peores que las que se han visto.

Horas después, Julio Durán, director general de Supervisión, mantuvo una reunión con los inspectores para explicar las nuevas condiciones de las oposiciones y el aumento de la plantilla. Sin embargo, Durán aprovechó la ocasión para realizar críticas duras al discurso de Sánchez en el Congreso, sobre todo, a la censura del Mecanismo Único de Supervisión del BCE. Este lunes pasado, envió una carta a los inspectores en la que dijo: "Reconozco que fue un error por mi parte haberme referido, ni siquiera de forma irónica y distendida, a las declaraciones del presidente de la Asociación ya que su comparecencia parlamentaria no era, obviamente, el objetivo de nuestra reunión".

Durán también se excusó "por mis palabras sobre los inspectores de las entidades menos significativas", que se interpretaron como una falta de valoración profesional. "Muy al contrario, tengo por ellos y por el trabajo que están realizando el máximo respeto y apreciación. De hecho, una parte considerable de la ampliación de plantilla irá designada a este departamento". 

Tras rebatir las críticas de los inspectores sobre que las nuevas pruebas de oposición suponen una rebaja de exigencia en conocimientos, Durán explica que lanzar críticas a la supervisión europea "carecen de sentido (...), las actitudes hostiles frente a los nuevos desarrollos o las descalificaciones del modelo de supervisión que el MUS está en proceso de definir. El jefe de los inspectores les pide que tengan una actitud positiva para tratar de que Europa asuma parte de las características "de nuestro modelo supervisor. Otro camino es inviable y nos conduciría, muy probablemente, a una cierta irrelevancia", advierte.

Críticas parlamentarias al supervisor

La carta ha recibido la crítica de algunos portavoces parlamentarios en la comisión, como los del PP, Ramón Aguirre, el PSOE, Pedro Saura y Unidos Podemos, Alberto Garzón. Saura considera que "no es aceptable que alguien venga al Parlamento y reciba reprimendas. Esperamos que esto no se vuelva a repetir. Se puede estar o no de acuerdo con lo que se dijo, pero hay que respetar las opiniones".

"La argumentación de que las críticas se habían hecho en tono jocoso no son aceptables. Creemos que este hecho es de enorme gravedad y una grave irresponsabilidad", apuntó Garzón, según Europa Press.

"No se puede coaccionar a ningún servidor público que ha sido mandatado a comparecer en una comisión de esta envergadura, en la sede de la soberanía nacional", apostilló Garzón, que anunció que su formación responderá a la carta para trasladar su disconformidad con estos hechos.

Por su parte, el ponente del PP, Ramón Aguirre, ha explicado que la carta se debía a "una polémica", ya que el presidente de la asociación de inspectores había sido "requerido de malas formas por parte de la cúpula del Banco de España".

La Asociación de inspectores volverá a la comisión de investigación, en este caso a través de su secretario José Antonio Delgado, y también acudirán dos inspectores, Carmen Hernández e Ignacio Pardo, que, según ha explicado, han desarrollado labores de seguimiento en el Banco Popular.