Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Linde: “El Banco de España no participó en las decisiones de resolución del Popular”

El gobernador defiende que la entidad fue solvente hasta el 5 de junio y alega que la supervisión está radicada ahora en Fráncfort

Luis Linde, gobernador del Banco de España, esta mañana. EFE

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha acudido esta mañana al Congreso para explicar las conclusiones del informe anual de la institución, un documento en el que se diserta sobre la economía española. Sin embargo, la oposición ha obviado este tema, y ha pedido responsabilidades al gobernador sobre la liquidación del Popular y la escasa asunción de culpas en el informe publicado la semana pasada sobre la crisis bancaria. Ante el aluvión de críticas por el Popular, Linde ha respondido que desde noviembre de 2014 el Banco de España no es ni el supervisor, ni el encargado de liquidar entidades. Además, ha asegurado que la entidad que presidía Emilio Saracho era solvente hasta dos días antes de su cierre.

Linde se ha defendido de los ataques por el Popular dejando la pelota en el tejado del BCE. "Esas responsabilidades residen ahora en Fráncfort, aunque por supuesto eso no significa que el banco no trabaje con estas instituciones", ha explicado. Y ha justificado que se permitiese la ampliación de capital del Popular en 2016 porque la ley establece que el Banco de España no tiene que autorizarlas. "Sí que era obligatorio antes, hasta que se cambió la ley en 2010", ha indicado. Varios grupos de accionistas ya han manifestado su intención de emprender acciones legales por esta ampliación.  

En el fondo, las declaraciones de Linde dejan en evidencia la pérdida de poder del supervisor español en favor del Banco Central Europeo. "El Banco de España no participó en esas decisiones de resolución. Sí que participó en el suministro de la línea de liquidez y en la operación de compra del Santander", ha reconocido.

En relación a la provisión de liquidez, conocida en la jerga como ELA (Programa de Liquidez de Emergencia por sus siglas en inglés), Linde ha sostenido que es rotundamente falso que el Banco de España no aprovechase todos los colaterales para proporcionarle más oxígeno. "Se usó toda la normativa vigente, con los descuentos establecidos a las garantías". En cuanto a la compra del Popular, el Banco de España comunicó a las autoridades europeas que el Santander era "un banco idóneo" para hacerse con la entidad quebrada, según ha relatado Linde.

Solvente hasta el 5 de junio

Linde también ha argumentado que hay que evitar el sesgo retrospectivo. "Es fácil decirlo ahora. Un banco solvente no se mide de manera poética, sino que se mide de forma aritmética según unas ratios. El banco era solvente hasta el día 5 de junio. Y era así porque todo se hizo estrictamente según la regulación. Hay personas que no creen que sea así. Pero yo me fío del mecanismo de supervisión europeo que tiene unas mil personas expertas en esta materia. El problema del Popular no ha sido de solvencia", ha remarcado.

A juicio del gobernador, los problemas de liquidez precipitaron la caída del Popular. Sin embargo, Linde no ha querido analizar los motivos que originaron la corrida de liquidez del banco. Quizá en parte porque el BCE ha pedido una investigación ante las informaciones que revelan que diversas administraciones públicas sacaron sus fondos antes de la intervención y, por lo tanto, podían haber tenido acceso a información privilegiada. O quizás porque se acusa a la presidenta de la Junta Única de Resolución, Elke König, de unas filtraciones que alimentaron la salida de capitales de la entidad.

En lo tocante al informe de la crisis bancaria elaborado por el Banco de España, Linde ha señalado que no pretende ni justificar nada, ni hacer autocrítica, ni acusar a nadie. "Es un gran documento, es neutral, aséptico y no intenta ser exculpatorio, tan solo da mucha información y hechos objetivos que puedan compartir todos. Será la referencia en el debate de esta crisis", ha alegado.

La oposición carga con dureza

La oposición ha cargado con dureza contra el Banco de España a cuenta del Popular. El portavoz de Economía del PSOE en el Congreso, Pedro Saura, ha reprochado a Linde la retirada de la línea de liquidez al banco que presidía Saracho. "¿Bajo qué criterio se hizo eso? ¿Acaso era un problema de solvencia y no de liquidez? Y en ese caso, ¿cómo se ha estado valorando la solvencia de la entidad?", ha preguntado Saura. En la misma línea se ha expresado el portavoz de Ciudadanos: "¿Por qué no se dio al banco más liquidez, brindándole un mayor porcentaje de las garantías presentadas?", ha afirmado Francisco de la Torre.

De la Torre ha incidido en que el ministro Luis de Guindos había reiterado que el Popular era solvente basándose en la información del Banco de España. "¿No implica esto un gravísimo fallo de supervisión? Si en mayo era solvente, ¿cómo fue posible que fuera insolvente en junio? Y si, como afirmó el ministro, se trataba de un banco zombi que no prestaba, ¿eso desde cuándo era cierto?", ha señalado. De la Torre ha preguntado además al gobernador si el sistema supervisor recién creado no debería reformarse y si existe el peligro de que otra entidad también caiga. Incluso la portavoz del PP, Teresa Palmer, ha interrogado a Linde sobre si hay más entidades en riesgo.

El diputado de Podemos Rafael Mayoral ha denunciado que quizás el Popular estaba ya "quebrado desde hace tiempo". "Hay dudas sobre los mecanismos de supervisión. También sobre el funcionamiento del mecanismo único europeo. La propia asociación de inspectores del banco ha alertado que no será ni la última ni la peor", ha declarado.

En general, todos los partidos salvo el PP han recriminado al gobernador que hable poco de la situación de la banca. Saura ha pedido que lo ocurrido en el Popular se investigue en la comisión parlamentaria sobre el rescate bancario. "Ha caído el sexto banco del país, 400.000 familias han perdido sus inversiones y tendremos que soportar una mayor concentración bancaria con la menor competencia que ello implica. Sin embargo, al oír a todos la culpa de la liquidación parece que no la ha tenido nadie. Tenemos que dirimir esas responsabilidades en el Congreso", ha subrayado.

Más impuestos verdes y especiales

En su intervención inicial, Linde ha instado a acometer nuevas subidas de la imposición indirecta, particularmente de los tributos especiales y medioambientales. El motivo reside en reducir cuanto antes el "elevado" nivel de endeudamiento público, que deja en una situación muy vulnerable a la economía española. "En la vertiente de los ingresos, debería considerarse una revisión de la composición de figuras impositivas que, una vez fijado el nivel deseado de gasto público, permita obtener la recaudación necesaria del modo más estable y eficiente posible", ha afirmado.

El gobernador considera que el nivel de ingresos tributarios en relación con la Unión Europea es "reducido", y ha achacado esta diferencia al "bajo peso relativo" de la imposición indirecta, sobre todo en los "medioambientales y especiales".

Por último, Linde también ha criticado la escasa vinculación que hay en las empresas españolas entre los incrementos de la productividad y los aumentos salariales.