Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Le Maire: “La división nunca es buena para la economía y la estabilidad financiera”

El ministro francés asegura que el BCE garantizará la estabilidad financiera en la UE, "ocurra lo que ocurra en España"

El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire.
El ministro francés de Finanzas, Bruno Le Maire. DIE WELT

Europa dispone de los instrumentos para reaccionar al posible choque económico derivado de la crisis catalana, según el ministro francés de Economía y Finanzas de Francia, Bruno Le Maire. En una entrevista con Die Welt, La Repubblica, La Tribune de Genève y EL PAÍS, Le Maire constata que el enfrentamiento perjudica la estabilidad, y expresa su confianza en que el Banco Central Europeo (BCE) está preparado para responder. El ministro, colaborador esencial del presidente Macron en sus planes para transformar Francia y la UE, avisa de los riesgos de la marcha atrás en la construcción europea y defiende una mayor integración que cree empleo y prosperidad para los ciudadanos.

"Subrayo que la división nunca es buena para la economía y la estabilidad financiera", dijo Le Maire el viernes en su despacho de Bercy, la sede del macroministerio en París. Se refería a la crisis catalana y a la posibilidad de una inminente declaración de independencia, en un contexto de tensiones crecientes entre las autoridades catalanas y el Gobierno español, y de traslado de sedes de bancos fuera de Cataluña. Le Maire añadió: "No tengo duda de que el BCE hará lo necesario para que se garantice la estabilidad financiera en la zona euro, ocurra lo que ocurra en España, y sean cuales sean las decisiones de los bancos españoles".

En referencia a la inestabilidad en España y a la posibilidad de un gobierno inestable o populista en Italia, dijo: "Tenemos, con el BCE y con Mario Draghi, que lo dirige con el talento que conocemos, un instrumento de estabilidad financiera que nos permite resistir a los choques políticos. Es uno de los elementos fuertes de esta Europa que nos protege".

Sobre las advertencias sobre una posible destrucción del proyecto europeo si España se rompe, formulada entre otros por el exprimer ministro francés, Manuel Valls, Le Maire dijo: "No cedamos a las sirenas del catastrofismo. Ocurra lo que ocurra en España, o en Italia, la propuesta de Francia es trazar juntos perspectivas verdaderas, una visión de integración de la zona euro con etapas claras. Como la unión bancaria o una convergencia fiscal por la que todos los pueblos puedan proyectarse hacia el futuro. No cuenten conmigo para asistir impotente a la fragmentación de la construcción europea".

“La zona euro solo tiene sentido si garantiza más empleo y prosperidad”

Le Maire (Neuilly-sur-Seine, 1969), ministro de Agricultura con el presidente Sarkozy, fue candidato en las primarias de los Republicanos, el gran partido de la derecha, para las últimas presidenciales. Perdió. Su entrada en el Gobierno simbolizó la alianza del centrista Macron con la derecha moderada, de la que Le Maire es un representante destacado.

Más integración

Algunas de las primeras medidas económicas de Macron llevan su sello. La filosofía de la política fiscal consiste en rebajar los impuestos que gravan el capital para incentivar la inversión y reforzar la competitividad. Las medidas incluyen una eliminación del impuesto sobre las fortunas no inmobiliarias y la rebaja del impuesto de sociedades. "Los europeos, los otros países, por primera vez ven que, después de décadas, Francia aborda no solo transformaciones en profundidad, sino que se atreve a romper tabúes y tótems que había convertido nuestra economía en un caso particular", dice.

Le Maire rechaza la acusación que se lanza contra Macron por ser supuestamente "el presidente de los ricos". "El sentido de nuestra reforma sobre la fiscalidad del capital no es servir a unos y otros, sino recompensar el riesgo más que la renta. Queremos favorecer las inversiones para la innovación y el empleo. Si Francia se desindustrializa, es porque Francia ha gravado demasiado a los emprendedores". Estas medidas, añade, van acompañadas de otras que reducen la fiscalidad sobre las clases medias. ¿Política de derechas? "Es una política que funciona, que dará resultados", replica. Y apunta a los últimos datos de crecimiento —el PIB avanza a un ritmo del 1,8% anual— que muestra un retorno de la confianza tras años de estancamiento.

“No cuenten conmigo para asistir impotente a la fragmentación de la Unión Europea”

Le Maire comparte la visión de Macron de una Europa que vaya más allá de la tecnocracia —"nunca haremos soñar a las personas con criterios contables", dice— como antídoto para el euroescepticismo y la desintegración.

"La zona euro solo tiene sentido si garantiza más empleo y prosperidad para nuestros ciudadanos. El resto son instrumentos. Europa confunde con demasiada frecuencia los instrumentos y las finalidades", explica.

Le Maire ve la UE en una disyuntiva. O los países se repliegan, lo que acabará "haciendo salir a cada una de la naciones de la zona euro de la Historia" y dejando vía libre a China y EE UU "para modelar el futuro"; o una mayor integración de la zona euro llevará a Europa a convertirse en un continente "potente y respetado".

El plan Macron contempla creación de un presupuesto y un ministro del euro, sometidos a control parlamentario. Francia necesita para ello el apoyo de Alemania, embarcada en negociaciones para formar Gobierno y con la posibilidad de que el nuevo ministro de Finanzas sea el liberal Christian Lindner, escéptico respecto a las propuestas francesas.

¿Será el nuevo Gobierno alemán un freno para la mayor integración del euro? "No lo creo. Tengo confianza", responde Le Maire. "Pero ante todo me habita un sentimiento de urgencia, porque estamos en un momento histórico. Las cosas pueden decantarse en un sentido u otro. Con el Brexit, sabemos que las cosas pueden decantarse en el mal sentido. Y el mensaje es claro: avanzamos o reculamos, pero no podemos quedarnos en medio".