Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El IPC sube al 1,8% en septiembre por los alimentos

La tasa de inflación se acelera y crece dos décimas respecto a la de julio

Puesto en un mercado callejero en Ordizia (Gipuzkoa).
Puesto en un mercado callejero en Ordizia (Gipuzkoa).

La inflación se situó en el mes de septiembre en el 1,8% interanual, dos décimas más que en agosto, según ha adelantado el Instituto Nacional de Estadística. El organismo achaca el acelerón de la inflación a la subida de la partida de alimentos y bebidas no alcohólicas, que descendieron en el mismo mes del año pasado. El dato se aleja un poco de las previsiones del Gobierno, que confía en que la inflación se acerque al final de año al 1%.

Si se confirma el dato adelantado por el INE, sería la mayor subida interanual de precios en un mes de septiembre desde 2012. Además, el índice encadena, con el de septiembre, 13 meses en positivo. La tasa de inflación se situó en el 1,8% interanual merced a una subida mensual de los precios del 0,2% en septiembre, que contrasta con el dato neutro de hace un año.

Al ser un adelanto del índice, el INE no desglosa los datos de los distintos productos que integran la cesta con la que se elabora la tasa de inflación y por tanto, no se puede saber qué partidas se han encarecido y cuáles se abaratan. Por el momento, el instituto estadístico se limita a señalar que han tirado del índice hacia arriba el grupo de los alimentos y bebidas no alcohólicas. En septiembre de 2016, los precios de estos productos cayeron un 0,9 en tasa mensual, mientras que este año han subido, según señala el INE. Este grupo de productos, que incluye los alimentos frescos, de precio muy volátil, fue uno de los que frenó la inflación en el mes de agosto.

El IPC sube al 1,8% en septiembre por los alimentos

El índice de precios armonizado, el que se elabora con los mismos criterios en todos los países de la UE para poder hacer comparaciones, se situó en septiembre en el 1,9%, una décima menos que en agosto. Se sitúa, por tanto, dentro de los objetivos del BCE, que persigue una inflación cercana pero inferior al 2%.

Más información