Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El toro de una marca catalana gana la batalla legal contra Osborne

El Tribunal General de la UE autoriza el registro de Badtoro por la empresa Jordi Nogués

Cartel del toro de Osborne, en una carretera cerca de Zaragoza.
Cartel del toro de Osborne, en una carretera cerca de Zaragoza. AFP

La disputa en torno al uso del toro como marca ha acabado en derrota para el Grupo Osborne frente a una compañía catalana. El Tribunal General de la UE ha dado este miércoles su visto bueno al registro de la marca Badtoro por parte de la empresa Jordi Nogués. La justicia europea corrige así la decisión de la Oficina de Propiedad Intelectual de la UE, que se pronunció a favor de Osborne en su denuncia de que existía riesgo para el cliente de confundirla con dos de las marcas de la compañía gaditana que también utilizan el símbolo del animal, denominadas Toro y El Toro. "Aunque las marcas enfrentadas tienen en común el término toro, presentan numerosas diferencias", explica la sentencia de los jueces comunitarios.

El toro de una marca catalana gana la batalla legal contra Osborne

El origen del pleito se remonta a 2010, cuando la empresa catalana —una pyme que en 2014 facturó cuatro millones frente a los 250 millones de Osborne ese mismo año— solicitó registrar Badtoro como marca comunitaria para ropa, calzado, sombreros y tabaco. Dos años después, en 2012, amplió su solicitud al segmento de bebidas y alimentos. El grupo Osborne estimó entonces que la marca se parecía lo suficiente a la suya, creada hace más de medio siglo, como para impedir su registro, y la oficina europea le dio la razón.

Ahora, el Tribunal General lleva la contraria a Osborne y al organismo de marcas comunitario, y ve las suficientes diferencias entre ambas como para autorizarla: "Las similitudes entre las marcas son escasas a nivel visual, pero de grado medio a nivel fonético. En cuanto a las similitudes desde el punto de vista conceptual, a pesar de que ambas marcas hagan referencia al concepto del toro, el animal representado en la marca de la empresa catalana se asemeja más a una mascota o a un personaje humanizado, diferente del animal simplemente mencionado o representado en las marcas de Osborne. Al estar enojado, la expresión Badtoro podrá percibirse como el nombre de ese personaje", señala el dictamen. Como se puede ver en su página web, la compañía catalana comercializa, entre otros productos, camisetas, bolsos, sudaderas o gorras con su imagen impresa.

La batalla legal entre ambas compañías había llegado meses atrás al Tribunal Supremo español, donde intercambiaron demandas sobre el uso del toro. El alto tribunal determinó entonces que la marca “Toro” no es propiedad exclusiva de ninguna empresa y puede ser usada libremente como denominación comercial porque no es un símbolo oficial de España. Tras el fallo del tribunal comunitario, la última posibilidad del Grupo Osborne para impedir legalmente el registro de la marca rival en los Veintiocho es recurrir al Tribunal de Justicia de la UE en un plazo de dos meses.

Más información