Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vargas (AENA): “La remuneración del ejecutivo debe alinearse con el valor que genera”

El presidente del consejo de IAG, Antonio Vázquez, subraya la separación entre la gestión y el consejo en el grupo hispanobritánico

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, defiende que en la responsabilidad social de las empresas “lo importante es la ejemplaridad”. Y lo hace reclamando que “los ejecutivos puedan recibir retribuciones en la misma medida que generan valor para el accionista”, según ha declarado en el V Foro Anual del Consejero, un evento organizado por KPMG, IESE y EL PAÍS, con el patrocinio de AON y Heidrick&Struggles. La reflexión de Vargas ha llegado después de la intervención de Sebastián Albella, presidente de la CNMV, que ha asegurado que planea exigir más explicaciones a las cotizadas sobre los sueldos de sus ejecutivos, para saber "por qué cobran lo que cobran".

Se da la circunstancia de que Vargas es el ejecutivo del Ibex con el sueldo más modesto, por ser AENA una empresa con mayoría de propiedad pública. Cobró 166.000 euros en 2016. Y su empresa es una de las que más se ha revalorizado en Bolsa: las acciones han pasado de 110 euros a más de 180 euros en 12 meses. Ante las habituales críticas que despiertan los a veces millonarios sueldos de otros ejecutivos, Vargas ha admitido el “desencanto” que existe en un parte de la sociedad como consecuencia de la crisis y de que “hay mucha gente que lo ha pasado mal”. De ahí, ha señalado el responsable del gestor aeroportuario públicoprivado, que la “ejemplaridad” sea clave para recuperar la confianza.

El responsable de AENA ha hablado también de la importancia de que las empresas tengan “consejeros independientes que sean capaces”, y en su caso concreto, que haya equilibro entre “el cupo de la Administración” y personas que discutan temas y “con capacidad de aportar opiniones a los consejeros dominicales”.

Sobre este aspecto, Vargas ha llamado la atención sobre una frase del presidente de la CNMV, Sebastián Albella: “Los consejeros independientes deben ser verdaderamente independiente”. “Lo cual quiere decir que no es fácil que los consejeros independientes lo sean de verdad”, ha continuado, destacando el peso de los accionistas de referencia en este tipo de consejeros. “La voluntad de tener consejeros independientes tiene que ver con la voluntad dominical de contar con las personas que aporten”, ha continuado.

Tras Vargas, ha llegado el turno de Antonio Vázquez, presidente del consejo de IAG, el grupo que agrupa a las aerolíneas British Airways, Iberia, Iberia Express Vueling y Aer Lingus. En toda su intervención, basada en su experiencia en IAG, ha traslucido la separación que hay entre el consejo y los ejecutivos de la compañía: “En Londres no hay ni una sola empresa en la que el primer ejecutivo y el presidente sean la misma persona. El consejo lo lidera una persona y la gestión, otra”, ha recordado.

En este punto, Vázquez también ha destacado que los accionistas exigen a la empresa que unos se vigilen a otros, pero que ese papel no debe obstaculizar la colaboración entre ambas cabezas. “Los accionistas quieren hablar con el presidente del consejo. Quieren estar seguros de que el consejo es independiente del equipo ejecutivo, pero también que hay armonía”, ha definido.