Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renfe tendrá beneficios por primera vez gracias a su gestión y sin extraordinarios en 2017

Aena insiste en pedir al Estado que deje la mayoría del capital para poder presentarse a concursos internacionales

Un cartel anuncia las salidas de trenes de Renfe de la estación de Atocha, en Madrid.
Un cartel anuncia las salidas de trenes de Renfe de la estación de Atocha, en Madrid. EFE

Renfe prevé registrar un beneficio neto de 33 millones de euros (39,2 millones antes de impuestos) en 2017, en el que será el primer ejercicio desde el nacimiento de la actual Renfe Operadora, en 2005, que la compañía obtiene un resultado consolidado positivo gracias a su gestión, y no debido a recursos extraordinarios.

En 2015, Renfe Operadora anunció los primeros beneficios de su historia, al ganar 42,3 millones de euros. Pero la memoria de las cuentas desveló que en esos resultados estaban incluidos unos ingresos extraordinarios de 53,7 millones como consecuencia de una cesión de terrenos a Adif, de la que se desgajó Renfe en 2005. En consecuencia, la empresa de transporte seguía teniendo pérdidas operativas.

El presidente de Renfe, Juan Alfaro, ha presentado en el Congreso de los Diputados los presupuestos de la compañía para 2017, ejercicio en el que logrará unos ingresos totales de 3.408 millones, un 5% más respecto al cierre de 2016. Aumentan las partidas de gasto de cánones ferroviarios, que alcanzarán los 647 millones (+5,7%), por la mayor actividad prevista para este año; la energía, que se prevé alcance los 310 millones (+7%), por el doble efecto del aumento de actividad y de los precios de la electricidad y el gasoil. A cierre de ejercicio, la compañía presentará un EBITDA de 473 millones de euros.

Las inversiones previstas por Renfe Operadora en 2017 ascenderán a 461 millones de euros, la mayor parte de las cuales corresponden a la compra de material rodante, incluyendo los 15 primeros nuevos AVE adjudicados a Talgo. Además, Renfe invertirá 80 millones de euros en la mejora de la accesibilidad en estaciones de Cercanías gestionadas por la compañía y mejoras en talleres y equipos.

Por sociedades, Renfe Viajeros tendrá cerca de 481 millones de usuarios en 2017, lo que supone 10 millones de nuevos viajeros con respecto a 2016, y un resultado de 45,4 millones de euros antes de impuestos, lo que supondrá una mejora de un 15,3% con relación al pasado año.

Por su parte, Renfe Mercancías, que se encuentra en pleno proceso de reestructuración, prevé cerrar el ejercicio 2017 con un incremento del 4,3% en volumen de transporte, hasta alcanzar las 19,1 millones de toneladas, y un resultado después de impuestos de -1,8 millones de euros, prácticamente en el equilibro, frente a las pérdidas de 60 millones de euros antes de impuestos de 2016.

Junta de Aena

El presidente y consejero delegado de Aena, José Manuel Vargas, también compareció en el Congreso para dar cuenta de los presupuestos de 2017. Unas horas antes, el gestor aeroportuario celebraba su junta general de accionistas, en la que Vargas no dudó en trasladar la principal reivindicación de los accionistas privados de la compañía: que el Estado, propietario actualmente del 51%, ceda su mayoría en el capital a través de una nueva privatización parcial.

"Los accionistas, con el Estado a la cabeza, directivos y trabajadores deberemos estar comprometidos con un cambio necesario, con un cambio que nos afecta a todos, que permitirá un nuevo impulso y sin el cual la compañía queda limitada en sus posibilidades y en su recorrido", afirmó Vargas, cuyo nombramiento contó con el beneplácito del Gobierno.

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, durante la junta de accionistas de la compañía.
El presidente de AENA, José Manuel Vargas, durante la junta de accionistas de la compañía. EFE

La justificación para esta nueva privatización es que es necesaria para que Aena prosiga su proceso de internacionalización sin el corsé regulatorio que le marca ser una empresa participada mayoritariamente por el Estado. “Aena debería tomar un rol más activo” en el mercado global de aeropuertos que se está configurando, ha señalado el presidente de la compañía.

Los accionistas privados más destacados son el fondo TCI, con un 11,3 %, y HSBC Holdings, con un 5,2 %. Todos ellos han logrado triplicar su inversión gracias a la revalorización de los títulos del gestor aeroportuario, cuyas acciones salieron a 58 euros el 11 de febrero de 2015, y ahora cotizan a 155 euros. El Gobierno ha señalado que no contempla una nueva privatización en los próximos meses, tras recibir fuertes críticas por el bajo precio de la colocación que denuncia la oposición.

Los accionistas de Aena aprobaron la propuesta de que el consejo de administración del gestor aeroportuario pueda emitir obligaciones o bonos por primera vez en su historia, por un importe no superior a los 5.000 millones.