Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

BBVA reitera su “confianza” en México y cree que no se cancelará el TLC

El presidente del banco español propietario de Bancomer reafirma la presencia de la entidad en el país norteamericano con una inversión de 1.500 millones de dólares

México
Francisco González y José Antonio Meade, este jueves en México. EFE

Trump no cambia los planes de BBVA. El presidente de la segunda entidad bancaria española por activos, dueña su vez del mayor banco de México, ha remarcado este jueves su “confianza” en el país norteamericano y ha dejado patente su certeza de que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) no desembocará en su cancelación. “No me cabe en la cabeza que un acuerdo comercial tan beneficioso para las dos partes se pueda eliminar”, ha destacado Francisco González en una comparecencia conjunta con el secretario (ministro) de Hacienda de México, José Antonio Meade. “Claramente, no estamos preocupados por México. Nuestro plan de coberturas no ha variado”, ha agregado. Tras más de dos décadas de presencia en el país norteamericano, Bancomer es la primera unidad de negocio en todo el mundo en la cuenta de resultados de BBVA.

“México es muy importante para Estados Unidos y creo que se va a imponer la racionalidad; estamos en un mundo que mira hacia delante, hacia el progreso”, ha dicho el primer ejecutivo de BBVA. "Tienen una relación tan potente que las aguas volverán a su cauce. Llegaremos a un buen puerto: los extremos tienen poco recorrido en las sociedades modernas", ha remarcado en referencia implícita a Donald Trump.

Aunque González ha descartado en primera instancia la ruptura completa del TLCAN –como Trump llegó a sugerir en campaña si en la renegociación no se aceptan sus pretensiones–, ha subrayado que, en caso de que se cancelase, “México podría reaccionar”. “El mundo es muy grande y, a largo plazo, las consecuencias no serían tan importantes”, ha incidido. A su juicio, la coyuntura que atraviesa México en la actualidad le permitirá convertirse en un país “mejor”. "Dentro de dos o tres años, México estará mucho mejor que hoy", ha destacado.

El presidente de BBVA ha aprovechado su visita a México para anunciar una inversión de 1.500 millones de dólares (1.430 millones de euros) en el país latinoamericano, que se suma a los 3.500 millones invertidos en los últimos años. Este nuevo desembolso se producirá en un horizonte temporal de “cuatro o cinco años” y se centrará en la digitalización de los procesos bancarios, una de las banderas de la entidad financiera en la última década. "Será una transformación digital tremenda que beneficiará a la sociedad y cambiará la forma de hacer banca", ha añadido.

González también se ha referido al polémico plan de desregulación financiera recién comenzado por la nueva Administración estadounidense. “Tenemos que ver hasta donde llega. Si se hace bien, puede ser positiva, pero si se llega demasiado allá, puede generar otra burbuja”, ha destacado.

El responsable de Hacienda del Gobierno mexicano ha resaltado, por su parte, la fortaleza del sistema bancario del país. “Está bien capitalizado y la morosidad es muy baja. Pensamos que nuestra regulación y nuestro sistema bancario son fuente de tranquilidad y confianza”, ha subrayado. Meade ha reconocido la “importancia para México y el resto del mundo” del debate sobre la reforma fiscal en EE UU –que, presumiblemente, penalizará las importaciones y favorecerá la producción nacional en línea con la retórica proteccionista de la nueva Administración Trump–, pero ha eludido pronunciarse con rotundidad hasta que haya una propuesta definitiva. “En la medida en que se traduzca en mayor crecimiento, será positivo para México”, ha concluido. La duda es si la mayor expansión económica que se asocia a esta reforma fiscal será suficiente para compensar el daño potencial sobre la inversión en el país latinoamericano.