Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inspectores del Banco de España critican al nuevo jefe de Supervisión

Consideran que puede ser "un buen profesional en alguna materia, pero es un completo ignorante" sobre su nueva responsabilidad

El gobernador del Banco de España, Luís Linde
El gobernador del Banco de España, Luís Linde EFE

El gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha escogido a Julio Durán (Madrid, 1951), como director general de Supervisión, en sustitución de Mariano Herrera, investigado por la salida a Bolsa de Bankia. Durán, considerado un hombre de la máxima confianza de Linde y un colaborador muy cercano, era hasta ahora director general de Estabilidad Financiera, por lo que ha estado relacionado con la supervisión internacional, pero no con la supervisión.

La llegada de Durán no será fácil. El supervisor vive un duro enfrentamiento entre los inspectores y la jerarquía por el caso Bankia. El conflicto se inició con las afirmaciones de los peritos judiciales del Banco de España que criticaron la validez de las cuentas de Bankia antes de su salida al parqué. Al final, Bankia ha actuado como una bomba retardada que ha provocado la imputación de la cúpula anterior del Banco de España y está dinamitando a la actual, que apostó por la continuidad de los responsables.

Fuentes de la inspección comentaron a este diario que Durán “puede ser un profesional estupendo en alguna materia, pero es un completo ignorante en Supervisión, como también lo era en Regulación, la anterior división de la que fue responsable”.

En su opinión, uno de los grandes méritos de Durán es su cercanía con Linde, "más que sus conocimientos de supervisión". "Es un nombramiento coyuntural, que supongo que se basa en un criterio de no comprometer a los futuros directivos que se harán cargo de todo cuando Linde deje la institución". También apuntan que la época de Durán será "un tiempo muerto, aunque no sé si el Banco de España se puede permitir un año y medio en blanco en la Supervisión". 

Además, los inspectores consultados creen que Durán está contaminado por el enfrentamiento entre los peritos judiciales del Banco de España, que trabajaron para el juez en el caso Bankia. Estas fuentes recuerdan que firmó el informe en el que rebatió las opiniones de los peritos “sin admitir otras opiniones que algunos técnicos de Regulación habían escrito”. Esta situación hace presagiar que el enfrentamiento entre buena parte de los inspectores y la cúpula seguirá tan viva o más que antes.