Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía alemana investiga al expresidente de Volkswagen por fraude

La nueva información recogida provoca una ampliación de los delitos contra Winterkorn

El expresidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, en un acto de la compañía.
El expresidente de Volkswagen, Martin Winterkorn, en un acto de la compañía.

Para Martin Winterkorn, el otrora poderoso presidente de Volkswagen, se abre este viernes un nuevo capítulo en su larga, exitosa y también controvertida carrera profesional, que puede terminar en el banquillo de los acusados de una corte alemana. La Fiscalía de Braunschweig (centro de Alemania) ha anunciado este viernes que le investiga ahora también por un presunto delito de fraude por el caso de las emisiones en el grupo automovilístico. 

“Gracias a las investigaciones en curso el número de personas acusadas se ha elevado de 21 a 37. Entre ellas se encuentra Martin Winterkorn”, señaló la fiscalía en un comunicado que todo indica que no sentó bien en la central de Volkswagen en Wolfsburg. “El sospechoso podría haber tenido conocimiento del software manipulador y su efecto antes de lo que oficialmente había reconocido”.

Desde que se vio obligado a renunciar su cargo en Volkswagen, en el mes de septiembre de 2015, Winterkorn afirmó que el nunca se había enterado de la manipulación, una posición que repitió hace una semana ante una comisión especial del Parlamento federal. Pero según la fiscalía, las investigaciones en curso y las declaraciones de varios testigos, han dejado al desnudo que existen suficientes elementos para pensar que Winterkorn estaba al corriente de las manipulaciones mucho antes de lo que él ha admitido públicamente.

La decisión de ampliar la investigación sobre Winterkorn se inició poco después de que un grupo de agentes especiales realizaran en los últimos días allanamientos en más de 28 inmuebles de uso privado y comercial.

Desde que estalló el escándalo, a mediados del mes de septiembre de 2015, toda la prensa alemana se formuló una interrogante que aun no tiene respuesta. “¿Era posible que un técnico brillante y obsesionado por los detalles desconociera el engaño para trucar las emisiones de gases tóxicos y que desató el mayor escándalo en los 79 años de historia de la firma?". La respuesta podría estar ahora en manos de la fiscalía.

Más información