ALAIN DEHAZE, consejero delegado de Adecco Group

“Subir salarios, sí. Pero no por encima de la inflación”

"España debe invertir en turismo y tener la mejor escuela del mundo", sostiene el primer ejecutivo de la firma de recursos humanos

Alain Dehaze, consejero delegado de Adecco Group
Alain Dehaze, consejero delegado de Adecco Group

Alain Dehaze (Tournai, Bélgica, 1963) es el consejero delegado de Adecco Group desde hace poco más de un año. Procedente de Francia, donde ha capitaneado la firma de recursos humanos hasta convertirse en su máximo dirigente, nos recibe en Davos (Suiza), antes de presentar un estudio de competitividad del talento y participar en el foro que ha reunido a los líderes del planeta.

En este mundo global en entredicho que no termina de superar la recesión de 2008, Dehaze considera que Europa tiene pendientes aún muchos deberes antes de que el empleo vuelva a los niveles precrisis. Algunos países se han recuperado más rápidamente que otros y ahora llega el turno a España, donde el paro comienza a disminuir. O para Italia y Francia. “En 2017 el descenso del desempleo continuará, pero llevará tiempo volver a la situación precrisis”, sobre todo en España, con un 43% de paro juvenil y un 19% en total, asegura. “La recesión nos llevó muy abajo”, dice y pone como ejemplo los propios números de Adecco España: “Perdimos cerca del 50% de los ingresos y eso tarda tiempo en recuperarse”.

Al responsable de la empresa de selección de personal le cuesta mucho hablar de precariedad laboral. Cree que los países que tienen éxito, es decir, los que la esquivan, son los que combinan flexibilidad y protección social, como Suiza, donde se tarda un máximo de tres meses en encontrar empleo tras el despido, “incluso personas que llevaban trabajando 30 años en una compañía”. Y esto es gracias a las políticas activas que proporcionan formación a todo trabajador y le dotan de las herramientas para aquello en lo que se ha quedado desfasado. “Esa es la clave”, afirma. Y en España no se cumple. Por ello es partidario de reformar el sistema a corto plazo y de fomentar la colaboración público-privada, que permite que la gente pueda formarse rápidamente para volver al mercado laboral a través de agencias especializadas, como la suya, “porque el sistema público no puede formar en todo”.

Para Dehaze, no sólo hay que enmendar las políticas activas de empleo, también es necesario dar una vuelta de tuerca a la reforma laboral, que tilda de positiva porque “claramente ha conseguido reducir entre un 14% y un 17% los costes laborales y, por eso, España es hoy más productiva y atractiva”. Su receta: “Seguir trabajando en la flexibilidad y la fluidez”. ¿En el despido libre? “No absolutamente libre”, responde. “Las empresas no deberían mantener a la gente por miedo al despido. Es muy peligroso. Su muerte. Tiene que haber, al mismo tiempo, un sistema de Seguridad Social muy fuerte que proteja y ayude al trabajador a volver al trabajo”.

Más información
Madrid es la sexta ciudad del mundo que mejor gestiona el talento
¿Buscas empleo? Adecco dice que el sector tecnológico se disparará
“España debe priorizar crear empleo frente a subir los salarios”

En su opinión, ha llegado el momento de elevar los devaluados sueldos, aunque sin lastrar la competitividad. Eso quiere decir que “subir salarios sí, pero no por encima de la inflación. Si no, pierdes competitividad, salvo que inviertas en tecnología”. Sólo en las áreas de ingeniería y tecnologías de la información, que aportan valor añadido, el alza de este año puede ser algo más generosa.

Su antecesor en el cargo decía que ni España ni Europa eran competitivas. Sin embargo, Dehaze cree que en algunos sectores, como la aeronáutica, el automóvil o la alimentación, el continente ha ganado productividad y lo ha hecho, como EE UU, “poniendo la tecnología a trabajar, invirtiendo en ella”. “No debemos oponer la tecnología al talento o la productividad, al contrario, puesto que permite ganar capacidades y potencial productivo”.

Una vez más, España parece no haber hecho los deberes. El índice de competitividad del talento de Adecco e Insead, en el que ocupa el puesto 35 entre 118 países, refleja que los trabajadores suspenden en habilidades tecnológicas. ¿La solución? “Invertir en hubs de conocimiento relacionados con tecnologías específicas”, aconseja. A su juicio, cada país de Europa cuenta con su especialidad. “Y España tiene decidir qué tipo de industria quiere desarrollar e invertir en educación y formación profesional para lograrlo”. Y recurre de nuevo a Suiza para ejemplificar: “Este pequeño país con seis millones de habitantes es líder global en la industria farmacéutica, de alimentación, bancaria y relojera. Ha encontrado sus puntos fuertes. España debe hacer exactamente lo mismo. El turismo es una de sus fortalezas. Como uno de los primeros destinos turísticos mundiales, debería tener la mejor escuela de management hotelero del mundo y no es así. Esto no es lógico. Hay una oportunidad en el sector turístico y seguro que en muchos más”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Carmen Sánchez-Silva

Es redactora del suplemento Negocios. Está especializada en Economía (empleo, gestión, educación, turismo, igualdad de género). Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Previamente trabajó en La Gaceta de los Negocios, Cinco Días, Ranking, Mercado e Ideas y Negocios. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS