Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Funcas prevé que el Gobierno incumpla el déficit en 4.000 millones

El panel de expertos considera que el desfase presupuestario se situará en 2017 en el 3,5%, lejos del 3,1% comprometido con Bruselas

Detalle de varias monedas de euro. EFEArchivo
Detalle de varias monedas de euro. EFE/Archivo EFE

La subida de impuestos cargada sobre las empresas no bastará para domeñar este año el déficit público. A pesar de tener ya en cuenta las medidas de ajuste que aprobó el Gobierno en diciembre, los expertos que componen el panel de Funcas creen que el Ejecutivo incumplirá el objetivo de déficit comprometido con Europa al cierre de 2017. Según sus previsiones, el desfase alcanzará el 3,5% del PIB, lejos del 3,1% fijado por la Comisión Europea.

El ejecutivo comunitario ya advirtió esta misma semana que prevé este año una desviación de dos décimas, si bien concedió al Gobierno que esa desviación podría corregirse si el crecimiento económico acababa siendo más robusto de lo esperado. Sin embargo, el consenso de las principales casas de análisis españolas va más allá y estima el desvío en cuatro décimas, esto es, unos 4.000 millones de euros. En parte porque auguran para este año un crecimiento ligeramente inferior al que plantea el Gobierno: un 2,4% frente al 2,5% que pronostica el Ministerio de Economía.

Y en parte porque el grupo de Funcas cree que el consumo público crecerá más de lo que estima el Gobierno: un 1,2% frente al 0,9% que vaticina el Ejecutivo. De hecho, el grueso de los economistas de Funcas califica de expansiva la política fiscal del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Sin embargo, la inmensa mayoría de ellos cree que debería ser neutra o restrictiva.

En cuanto a las previsiones de creación de empleo para este año, estas también son ligeramente menos optimistas que las del Gobierno. Mientras que el Ejecutivo considera que el empleo avanzará un 2,4%, el panel apunta que crecerá un 2,2%. En cifras aproximadas, el Gobierno está dando una previsión de unos 415.000 empleos creados a tiempo completo frente a los 380.000 que plantea Funcas. Es decir, una diferencia de unos 35.000 puestos de trabajo menos de los que prevé el Gobierno.

Respecto a los tipos de interés a corto plazo, los panelistas estiman que en los próximos seis meses no se verán sustancialmente modificados. En cambio, más de la mitad de ellos ya vaticina que los tipos a largo plazo empezarán a aumentar en los próximos seis meses. La razón estriba en que los tipos a corto están sujetos a la política monetaria. En tanto que el BCE cobre por guardar el exceso de liquidez a los bancos, estos seguirán pagando por prestar, generando tipos negativos. Lo que asegura que el Euribor seguirá en negativo un poco más.

Por el contrario, los tipos a largo se asocian más a las perspectivas de inflación. Para protegerse de esta, los inversores exigen más rentabilidad cuanto mayor inflación se espere. Y Funcas pronostica que el Índice de Precios de Consumo va a subir de media un 1,9% en España en 2017, debido a la cotización al alzadel petróleo. De ahí que más de la mitad del panel piense que en los próximos seis meses los tipos a largo tenderán a apreciarse, algo que viene ocurriendo desde la victoria de Trump.