Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Airef pide relajar el déficit a Extremadura, Murcia, Aragón, Cataluña y Valencia

Castilla-La Mancha, Galicia, Navarra, Baleares y Castilla y León son las que han abordado mayores esfuerzos. Valencia y Murcia, las peor financiadas

José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef). Ampliar foto
José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef).

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha elaborado un informe sobre las metas de déficit público de las Comunidades Autónomas para el periodo 2016-2017. Y la conclusión es que Extremadura, Murcia, Aragón, Cataluña y Valencia tendrán que hacer un esfuerzo bastante mayor que el resto, lo que a juicio de la Airef hace muy difícil que consigan cumplir con los objetivos de austeridad. El sobreesfuerzo se antoja especialmente sustancial para Extremadura y Murcia.

Así que la Autoridad Fiscal recomienda que estas cinco autonomías tengan unas metas de déficit más asequibles y, por lo tanto, se establezcan unos objetivos diferenciados. La Airef insiste en que esto no significa suavizar los objetivos. “Tan sólo se trata de que sean realistas teniendo en cuenta los puntos de partida”, apunta. 

La propuesta de la Airef conlleva, por tanto, que Andalucía, Baleares, Canarias, Galicia, Navarra, País Vasco y La Rioja tengan que asumir unos objetivos de déficit más exigentes que los actuales. Este año, las Comunidades deberían recortar el desfase presupuestario al 0,7% del PIB. En 2017, la meta se coloca en el 0,6% del PIB. 

La Airef pide relajar el déficit a Extremadura, Murcia, Aragón, Cataluña y Valencia

En opinión de la Autoridad, el mismo objetivo de déficit para todas no ayuda al cumplimiento. Tal y como está configurado, las metas resultan tan exigentes para algunas que se las desincentiva. En cambio, las que tienen más margen aprovechan y gastan todo lo que pueden. Como resultado, las que tienen más facilidad para cumplir no compensan las dificultades de las otras, y al final se antoja muy complicado que se pueda lograr el objetivo global. Políticamente, incluso parece meritorio incumplirlo, subrayan fuentes del organismo que preside José Luis Escrivá.

Un sistema de metas individualizadas aumentaría la responsabilidad de las comunidades, concluye en su informe la institución encargada de velar por las cuentas públicas. "Podría compararse con las distintas sendas de corrección presupuestaria que se están fijando en Europa", explican fuentes de la Airef.

La Airef pide relajar el déficit a Extremadura, Murcia, Aragón, Cataluña y Valencia

Sin embargo, Hacienda se resiste a aplicar este tratamiento porque entiende que el objetivo común es factible para todas. El Ministerio argumenta que en 2013 ya se puso en marcha una senda individualizada y que, entonces, se hizo debido a que las diferencias entre comunidades eran mucho mayores. Cuando se le preguntó por la propuesta de déficits asimétricos en el Consejo de Política Fiscal, el ministro Cristóbal Montoro zanjó el asunto con una frase lapidaria: "Ya tuvimos una experiencia con los objetivos diferenciados en 2013".

El informe de la Airef también estudia otros factores que deberían atenderse a la hora de establecer esos objetivos asimétricos. Y entre ellos determina cuáles han sido los esfuerzos estructurales realizados previamente entre 2008 y 2015. Según su metodología, coincide justamente con las que ahora tienen que hacer un sobreesfuerzo, con la salvedad de Valencia, que se sitúa en la media de los ajustes realizados y que sufre un problema de infrafinaciación. Murcia, Canarias, Baleares y Andalucía también tienen algo menos de financiación que la media si se tiene en cuenta los habitantes ajustados por competencias y factores que encarecen la prestación de servicios como el envejecimiento de la población, la dispersión o el número de menores de edad. Unos datos que según la Airef también deberían contemplarse a la hora de fijar las sendas de consolidación fiscal.

En este indicador de financiación per cápita, Cataluña figura prácticamente en la media, pero la Generalitat siempre ha argumentado que en estos cálculos deberían incorporarse los mayores costes que soporta para prestar los servicios. Los salarios, alquileres y precios, en general, resultan más elevados en Cataluña, señalan voces autorizadas de la Generalitat.

Por su parte, Madrid ha hecho un esfuerzo menor que la media. Es más, la comunidad madrileña sobresale por haber empleado su capacidad normativa para reducir mucho la presión fiscal. Hasta el punto de que, si fijase las mismas tarifas tributarias que Extremadura, engordaría su recaudación en unos dos puntos del PIB. Por el contrario, destacan por haber abordado unos esfuerzos mayores que la media las siguientes en orden de mayor a menor: Castilla-La Mancha, Galicia, Navarra, Baleares, Castilla y León, La Rioja y Andalucía. La Airef resalta que estos esfuerzos acometidos también deberían reflejarse en esas nuevas sendas de corrección presupuestaria diseñadas a medida.