Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mercado respalda el plan de Tecnocom

La tecnológica se revaloriza en Bolsa un 200% por la gran demanda de "apps" bancarias

Tecnocom es la tercera compañía de soluciones tecnológicas en el mercado español.
Tecnocom es la tercera compañía de soluciones tecnológicas en el mercado español.

Nadie escapa a lo digital. Hasta una persona tan conservadora como Mariano Rajoy reconocía esta semana en el Congreso que va mejorando sus capacidades tecnológicas. Las empresas están en lo mismo, y los proveedores de servicios viven en un eterno campo de batalla practicando el darwinismo económico: los más fuertes se comen a los débiles. En esa jungla, Tecnocom es un extraño animal. Es una compañía 100% tecnológica, de capital español, y basa el 80% de su negocio en clientes nacionales (grandes empresas, incluidas todas las del Ibex, que generan la mayor parte del negocio).

En los últimos diez meses se ha subido a la ola del optimismo: tras años de crecimiento débil o negativo en ventas, en el arranque del año su facturación ha remontado un 5% y las acciones se han revalorizado un 197% hasta octubre, superando el precio estimado por la mayoría de los analistas.

El decidido respaldo del mercado se basa en una solidez demostrada por la compañía y otra por demostrar. La empresa, dedicada a consultoría y outsourcing de desarrollo, mantenimiento y soporte de aplicaciones informáticas —y muy enfocada a los sectores bancario y asegurador—, mantuvo en 2015 un nivel de ventas similar al alcanzado en 2011, 406 millones de euros. En el último ejercicio completo ha reducido sus inversiones de capital a la mitad, hasta los seis millones de euros, pero ha mejorado su resultado de explotación (Ebitda) rozando los 30 millones de euros. La cuestión no es, en palabras de su consejero delegado, Javier Martín, por qué no han crecido en el último lustro, sino cómo han conseguido mantener unos ingresos estables en una economía profundamente deprimida.

El mercado respalda el plan de Tecnocom

“Cada vez somos un proveedor más importante y vemos que, en el escenario de salida de la crisis, la situación ha empezado a cambiar. La economía avanza y las grandes empresas están invirtiendo”, valora. Una deuda controlada, un resultado de explotación al alza y una penetración racional en mercados como el latinoamericano —sus apuestas están en Colombia, México, Perú y Chile— son los valores que cimentan el optimismo por la tecnológica, la tercera por tamaño en España tras Indra e Iecisa. A ello se une, en palabras de Carlos Marino, su director financiero, la presentación de un flujo de caja positivo “a pesar de tener que afrontar la apertura de negocios en nuevos países”.

Negocio financiero

La parte no demostrada por la firma, esa carta a los reyes magos que suele estar tras los planes estratégicos, se condensa en sus proyecciones de cara a 2018, que estiman un crecimiento de ventas de entre el 7,5% al 10% anual, muy superior al de sus registros históricos. Las expectativas están abonadas por el negocio bancario: Tecnocom es uno de los grandes proveedores de sistemas de pago del país desde hace décadas (trabaja para todas las grandes entidades, desde el Santander y BBVA a Popular, BPI, Bankinter o Deutsche Bank). De hecho, Abanca, antes Caixa Galicia es, con el 20% del capital, el principal accionista del grupo, seguido por el empresario y periodista Lalo Azcona (18,7%) y por la operatora holandesa Getronics (11%).

“La banca está viviendo un cambio de modelo que está llevando a la aparición de nuevos jugadores. Llevamos muchos años trabajando en toda la inteligencia que hay detrás de la tarjeta”, abunda el consejero delegado. “Somos una compañía puramente tecnológica con mucha experiencia en bancos y cada vez nos abren más puertas a colaborar. Tenemos que encontrar juntos el futuro, necesitamos que a los bancos les vaya bien y ellos necesitan de la tecnología”. Sin aventurar qué va a pasar con las fintech, empresas emergentes que quieren quedarse con un trozo del negocio bancario (piensen en los cientos de aplicaciones que ayudan a ahorrar) Javier Martín detalla que su estrategia va por una doble camino: cuentan con un equipo de I+D financiado con seis millones de euros que trabaja en soluciones propias y ha establecido alianzas con startups financieras para avanzar en soluciones sobre finanzas personales, medios de pago digitales, créditos inmediatos o planificación financiera.

“Nos viene a ver mucha gente que nos presenta desarrollos. Algunos son es poco viables, otros son curiosos... Tenemos una estrecha relación con el tejido fintech para ir modernizando todo nuestro software”.

Fuera del sector bancario quieren crecer en distribución, energía y, en menor medida, administración pública, donde tienen un 8% del negocio. “La falta de Gobierno hasta ahora ha provocado que se paren inversiones, pero también es cierto que hay demanda retenida”. Tecnocom también ofrece servicios para convertir en dinero los datos de usuarios que manejan las compañías y avanzan en desarrollos que tienen que ver con inteligencia predictiva, por ejemplo para saber cómo se van a comportar los turistas.

El optimismo que destila el plan estratégico contrasta con algunas preocupaciones. La primera, según reconoce el consejero delegado, es que la economía se estanque (tienen concentrados la mayoría de sus vencimientos de deuda en 2019). La segunda es la propia evolución del sector financiero. “Está siendo muy importante y es una oportunidad en la que nosotros somos un socio cercano, pero esa misma amenaza de cambio puede tener connotaciones de riesgo si no lo hacemos bien”.

Problemas laborales

Es toda una declaración de intenciones: Tecnocom busca “talento a precios razonables”. Con una plantilla de 6.675 personas y un ritmo de contratación de unas 1.000 al año para cubrir rotaciones, el 75% de su fuerza laboral son titulados con formación especializada. Eso no ha impedido que recientemente el grupo viviera un sonado conflicto laboral en Santiago, con una huelga de los 18 trabajadores que dan servicio al sistema público de salud (Sergas) y que se pueda estar gestando otro en A Coruña. “Tecnocom España Solutions tiene en esa provincia unos cien trabajadores. Ofrece servicios 24x7, es decir, 24 horas al día durante toda la semana. Pero como ocurría en Santiago, la empresa está retirando personal que no sustituye. Los que se quedan tienen que hacer más noches y fines de semana”, denuncia Óscar Calvo, secretario comarcal del sector de oficinas del sindicato CIG. Parte de la plantilla compostelana, que finalmente negoció con la empresa, denunció percibir salarios netos de entre 700 y 850 euros. “Somos una gran plantilla y cumplimos estrictamente la legislación”, defiende el consejero delegado, Javier Martín.