Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU quiere multar a Deutsche Bank con 14.000 millones por las hipotecas basura

Washington busca que el grupo financiero alemán pague una sanción récord por los excesos que llevaron a la crisis. La entidad cae en Bolsa un 8,47%

Sede central de Deutsche Bank en Frankfurt, Alemania. REUTERS) / (Vídeo: CNBC

El Departamento de Justicia de Estados Unidos se está preparando para asestar un duro revés contra Deutsche Bank, por haber desempeñado un papel crucial en el empaquetado de deuda con créditos hipotecarios insolventes. Washington busca que el grupo financiero alemán pague 14.000 millones de dólares (12.400 millones de euros). El detalle de la reprimenda trascendió la noche del jueves, el mismo día en el que se cumplía el octavo aniversario del derrumbe de Lehman Brothers. Este viernes las acciones de Deutsche Bank pagaron las consecuencias: los títulos se han desplomado el 8,47% en la Bolsa de Fráncfort.

La cifra de 14.000 millones de dólares no es definitiva. De hecho, los abogados de Deutsche Bank tienen aún margen para reducir la cuantía de la multa y poder dar carpetazo a la investigación con el menor daño posible. Pero incluso si logra rebajar la sanción, será una de las más altas que se imponga a la gran banca de Wall Street por los excesos que están detrás de la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión.

Desde Berlín, el Gobierno envió un velado mensaje en dirección a Washington. Los portavoces del Ministerio de Finanzas dijeron no querer inmiscuirse en un conflicto que, insistieron, afecta a terceros. Pero también dejaron claro que esperan un trato equilibrado por parte de EE UU, recordando que las autoridades americanas negocian también con otros bancos. “El Gobierno alemán da por hecho que se llegará a un acuerdo justo sobre la bases de un trato igualitario”, dijeron. El ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, ya había dado un apoyo explícito al banco cuando el pasado mes de febrero surgieron rumores sobre falta de capital. “El Deutsche Bank es un banco fuerte”, certificó el ministro.

Pese a estos apoyos públicos, la primera entidad financiera de Alemania sufre un golpe tras otro a fuerza de escándalos. El Deutsche reaccionó a las noticias de EE UU con un lacónico mensaje en el que confirmó lo que denominó “especulaciones del mercado” . El banco explica que ha sido invitado por el Departamento de Justicia a presentar una contrapropuesta, y que no tiene intención de que la multa final se acerque a los 14.000 millones de dólares. "Las negociaciones no han hecho más que empezar. Esperamos que estas lleven a un resultado similar al de otros bancos, que pagaron cantidades sensiblemente inferiores”, añade el breve documento.

La multa multimillonaria forma parte de una larga lista de problemas que arrastra el banco cuyas acciones rondaban en 2007 los 100 euros, y que el viernes cerraron en 11,99. El Deutsche ya reservó el pasado mes de junio 5.500 millones de euros para cubrir los procedimientos legales a los que se enfrenta. Pero ahora se evidencia que estas provisiones pueden no ser suficientes. La situación para el británico John Cryan, que el año pasado se puso al frente del banco, es cada día más complicada.

Sea la cantidad final que sea, supondrá otra mancha en el nombre del banco. El año pasado anunció la mayor reestructuración de las últimas décadas con una reducción de plantilla de 35.000 personas y el abandono de 10 países. Y el pasado mes de enero anunció para 2015 unas pérdidas de 6.700 millones de euros. Tras los malos resultados del primer semestre, el banco abrió la puerta a futuros ajustes. En los últimos cuatro años, se ha dejado en litigios por escándalos varios más de 12.000 millones de euros. Deutsche Bank ya pactó hace dos años 1.900 millones para quitarse de encima unas demandas por la venta de activos tóxicos que ofreció a los inversores.

Bank of America tuvo que pagar 16.650 millones hace dos años para poder desprenderse de todos los expedientes legales que heredó con la compra de Merrill Lynch y de la hipotecaria Countrywide en pleno terremoto financiero. JPMorgan Chase, el mayor banco por activos de EE UU, fue sancionado por su parte con 13.000 millones. Goldman Sachs pactó el pasado abril 5.100 millones.

Otros bancos europeos

Incluso si logra rebajar la multa a la mitad, la entidad tendrá que poner más fondos en reserva en plena reestructuración. El Departamento de Justicia tiene también investigaciones en curso contra Barclays, Credit Suisse y Royal Bank of Scotland.

La sanción más alta impuesta hasta la fecha contra un banco europeo son los 8.900 millones que pactó hace dos años BNP Paribas por violar el régimen de sanciones de Estados Unidos. Lo que está por ver es si el Departamento de Justicia renuncia a perseguir por la vía penal a los ejecutivos del banco, como hizo en los otros casos pactados con entidades estadounidenses.

El expediente a Deustche Bank se conoce, además, cuando la campaña a las presidenciales de EE UU entra en su recta final y podría alimentar, por tanto, la retórica de los candidatos contra Wall Street. La senadora Elizabeth Warren lamentó este jueves que no haya emprendido acciones penales contra los responsables de la crisis financiera y dijo que espera que la próxima administración sea firme.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >