Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monsanto recibe una nueva oferta mejorada de Bayer

Las negociaciones entre las dos compañías químicas entran en la recta final tras cuatro meses de discusiones

Expositor de Monsanto en un feria agrícola. AP/Vídeo:CNBC

El productor de semillas transgénicas Monsanto recibió la pasada madrugada una nueva oferta de la multinacional alemana Bayer, por la que estaría dispuesta a pagar hasta 65.000 millones de dólares (58.200 millones de euros) en efectivo. El tira y afloja entre las dos compañías dura ya cuatro meses. Los términos y las condiciones de la adquisición no están aún cerrados, aunque se da a entender que la negociación estaría ya en su recta final.

Bayer hizo el primer movimiento el pasado mes de mayo con la intención de crear la mayor compañía de la industria agroquímica. La última propuesta, de 127,5 dólares el título, se conoce dos semanas después de que el comité de inversiones extranjeras de Estados Unidos diera su aprobado a la compra de la suiza agroquímica Syngenta por parte de China National Chemical Corporation por 43.000 millones.

El grupo químico alemán asegura que las negociaciones están en una fase “avanzada”. Con su última oferta logra así cerrar considerablemente la brecha de precio que llevó a la dirección de Monsanto a rechazar las propuestas anteriores. Lo que se debe determinar aún es qué tipo de desinversiones tendrán que realizar las dos compañías para conseguir el aprobado de las autoridades de la competencia.

La propuesta inicial de Bayer fue de 122 dólares el título, pero Monsanto la consideró insuficiente. El pasado mes de julio la elevó a 125 dólares, cantidad que también rechazó la biotecnológica de St. Louis. La dueña de la Aspirina y del Alka-Seltzer busca así reforzar su negocio de venta de herbicidas e insecticidas ganando acceso al mercado norteamericano. A los problemas reguladores se le suma la oposición de los agricultores.

Esta vez Monsanto no rechaza la oferta en plancha como hizo anteriormente y deja incluso la puerta abierta a un acuerdo. "Seguimos conversando y al tiempo que evaluamos la propuesta", comentó la compañía en una nota publicada antes de la apertura de Wall Street. Pero también señala que se están analizando otras alternativas estratégicas "para poder determinar cuál es la transacción que interesa más a los accionistas".

Si finalmente cuajan las negociaciones, Bayer y Monsanto controlarán el 30% del negocio de semillas y químicos agrícolas. Le seguirá muy de cerca ChemChina y Syngenta, con el 28%. La futura DowDuPont se llevará un 17%. Tres cuartas partes del negocio global, por tanto, estará concentrado en tres grandes conglomerados y eso podría reducir el margen de los agricultores para negociar precios. BASH quedaría relegado al cuarto lugar, con el 13%.

Aunque Monsanto podría estar cotejando a otros pretendientes, lo cierto es que sus opciones son limitadas. Si podría preservar su independencia haciéndose con los activos de los que tengan que desprenderse DuPont y Dow Chemical para poder sacar adelante su fusión. Los reguladores en Europa están revisando la operación y el examen podría durar hasta entrado 2017. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información