_
_
_
_

Moody’s advierte sobre los riesgos para la economía del bloqueo político

La agencia de calificación rebaja sus perspectivas de crecimiento para España al 2% para 2017.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.SUSANA VERA (REUTERS)

El bloqueo político, por la incapacidad de los partidos de formar un Gobierno estable, ha llevado a la agencia de calificación Moody´s a rebajar sus previsiones de crecimiento para el próximo año y advertir sobre el aumento de los riesgos para la economía. La agencia argumenta que la falta de un Ejecutivo estable aplaza la aprobación de reformas estructurales pendientes. De hecho, considera que España volverá a incumplir el objetivo de déficit este año pese a que Bruselas ha flexibilizado la senda de consolidación.

En un informe difundido este lunes, Moody´s describe la situación política. Tras la investidura fallida de Rajoy el pasado viernes, "se prolonga el estancamiento político de España, lo que supone algo negativo para el crédito el soberano".

El informe de Moody´s señala que la ausencia continuada de un gobierno socava la capacidad de España para cumplir con sus objetivos fiscales y hacer frente a las debilidades estructurales de sus finanzas públicas, como la falta de controles efectivos sobre las finanzas de los gobiernos regionales, los gastos sanitarios y la reforma de la seguridad social.

La agencia espera que "el crecimiento económico se desacelere a una tasa de 2,9% relativamente saludable para el 2016, pero bajamos nuestro pronóstico para 2017 a raíz de la votación Brexit a 2,0%", señala el informe.

Los costes económicos y fiscales derivados del vacío de liderazgo están aumentando y esperamos un debilitamiento del crecimiento y una desviación presupuestaria en 2017, explican los expertos de la agencia.

Moody´s concluye que el estancamiento político aumenta el riesgo de unas terceras elecciones, que se celebrarían en diciembre, lo que debilita aún más las perspectivas para acometer las reformas estructurales de carácter macro económico y fiscal pendiente.

La agencia relata como el resultado de las elecciones de diciembre de 2015 y junio de 2016 han dado como resultado un parlamento muy fragmentado, "lo que complica la formación de coaliciones y la formación de un gobierno de mayoría".

El informe titulado,  "el estancamiento político de España podría conducir a unas próximas elecciones, lo que incrementaría los riegos fiscales y económicos", concluye que la incertidumbre política se mantendrá lo que conducirá a unas terceras elecciones.

"El PSOE, sin embargo, podría abstenerse en una votación futura y permitir la formación de un gobierno PP muy probablemente en coalición con Ciudadanos y algunos partidos regionales más pequeños. "Pero el Gobierno en minoría del PP provocaría que sería muy difícil encontrar suficiente apoyo legislativo para implementar un programa de reformas de amplio alcance", refleja el documento de Moody´s, que advierte que en el caso de que la parálisis política desemboque en unas terceras elecciones, se produciría "al menos otros cuatro meses de parálisis legislativa".

En el peor de los casos, sostiene Moody´s, se podría dar la circunstancia poco probable de una coalición de Gobierno que intente anular reformas estructurales recientemente aprobadas. En referencia a un Ejecutivo de izquierdas con el PSOE y Podemos, que han anunciado que pretenden derogar varias de las reformas aprobadas por el PP ente 2012 y 2015, sobre todo la laboral. "Estos  escenarios pesarían sobre las perspectivas de reformas de España".

Moody´s explica que la economía de España ha resistido hasta ahora el estancamiento político, ampliando por año en el 3,4% anual en términos reales en el primer trimestre y un 3,2% en el segundo trimestre. Y admite que el crecimiento se está beneficiando de los vientos de cola proporcionados por los bajos precios del petróleo, las favorables condiciones de financiación, y el crecimiento sólido del turismo. Sin embargo, advierte, que los desafíos para el crecimiento están aumentando. Sobre todo, abunda, por el lado de la inversión. "A excepción de la inversión del sector inmobiliario en recuperación, que sigue siendo un punto brillante". Sin embargo, la adjudicación de obras pública sigue en mínimos debido al estancamiento político.

En su informe sobre España, la agencia augura que España tampoco cumplirá con el objetivo de déficit de este año a pesar de que la Comisión Europea extendió dos años, hasta 2018, la senda para reducir el déficit presupuestario por debajo del límite del 3% del PIB. "Esperamos que el objetivo revisado de este año del 4,6% del PIB tampoco no se cumplirá".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_