Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Volkswagen recibe permiso para reparar los Ibiza y los Polo diésel

Las autoridades alemanas aprueban el arreglo de otros 460.000 vehículos por las emisiones

Logo de Volkswagen en un coche.
Logo de Volkswagen en un coche. AP

El grupo Volkswagen comunicó este domingo que la agencia federal alemana del transporte (KBA) alemana ha dado su visto bueno a la solución técnica que planteó para subsanar el trucaje en las emisiones de los modelos Volkswagen Polo subcompacto y Seat Ibiza diésel de 1,2 litros. La compañía alemana, el mayor fabricante de vehículos de Europa, revisará unos 460.000 vehículos de esta categoría para que "tras la reparación los vehículos cumplan todos los requisitos legales", según el comunicado de la marca.

De esta forma, se eleva el número de automóviles que han sido autorizados para reparaciones por un software ilícito de control de emisiones a más de cinco millones. La aprobación de la KBA es válida para países de toda Europa, donde hay 8,5 millones de vehículos diésel de Volkswagen afectados por el escándalo de manipulación de pruebas de emisiones de la compañía. En el mundo hay cerca de 11 millones de automóviles involucrados.

En Estados Unidos, donde se conoció la manipulación de las pruebas de emisiones por parte de Volkswagen hace 11 meses, el grupo alemán aún no ha desarrollado las correcciones técnicas y está en un proceso de pruebas de hardware y software que podría ayudarle a evitar la recompra de cerca de 475.000 vehículos. El grupo llegó recientemente a un acuerdo con un grupo de usuarios en Estados Unidos para compensarlos por un valor total de 15.000 millones de dólares.

Los modelos del grupo Volkswagen con motores de 1,2 y 2,0 litros sólo necesitan una actualización de software en los sistemas de control de contaminación, mientras que unos tres millones de motores de 1,6 litros requieren además la instalación de una rejilla cerca del filtro de aire.

Volkswagen, con sede en Wolfsburgo, ha dicho que la mayoría de los 8,5 millones de vehículos pueden ser reparados este año, pero que una cantidad desconocida de automóviles no lo será hasta 2017.

Escándalo de emisiones

La reparación para subsanar el trucaje en estos modelos que desataron el escándalo de la manipulación de las emisiones debería haber empezado el pasado 30 de mayo. No obstante, por diversos motivos la compañía no ha podido poner en marcha el proceso hasta ahora, lo que plantea dudas sobre el objetivo del grupo automovilístico de reparar todos los vehículos afectados en Alemania en 2016.

El presidente ejecutivo de Matthias Mueller dijo en la reunión anual de accionistas del 22 de junio pasado que las soluciones técnicas para más de 3,7 millones de automóviles habían sido ya aprobadas por la KBA.