Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy prevé subir las pensiones un 0,25% y el sueldo de los funcionarios un 1%

Maroto condiciona la subida a la investidura del presidente del Gobierno y la aprobación de unos presupuestos para 2017

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el pasado lunes
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, el pasado lunes EFE

El PP prevé subir un 1% el sueldo de los funcionarios y un 0,25% las pensiones, el mínimo previsto por la ley, en 2017, según ha concretado su vicesecretario sectorial, Javier Maroto. No obstante, la hacía depender de la existencia o no de un nuevo Gobierno y de la aprobación de presupuestos para el año que viene. "Si hay prórroga de presupuestos, la subida que tenemos prevista, que son muy moderadas, [...] que dependen del presupuesto, que insisto en que son muy moderadas, [...] no se llevarían a cabo", condicionó, ahondando en el argumento que ya puso sobre la mesa la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría el pasado viernes.

La actualización del sueldo de los funcionarios y de las pensiones no depende de que se aprueben los presupuestos generales. De hecho, nada más llegar al poder a finales de 2011 el Ejecutivo aprobó un decreto, el 20/2011 con nombre "De medidas urgentes en materia presupuestaria", que contenía, entre otras medidas, un aumento de las pensiones del 1% para 2012. También en mayo de 2010, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero eligió la vía del Real Decreto ley para reducir el sueldo de los funcionarios.

A pesar de esto, Maroto, en una entrevista en la cadena SER hablando sobre el escenario político abierto y la investidura como presidente del Gobierno de Mariano Rajoy, señala que de no haber presupuestos lo pagarían los funcionarios y los pensionistas.  "Habría, por tanto, unos primeros ciudadanos que pagarían las consecuencias (de no tener Gobierno en unas semanas)", ha apuntado, tras admitir reiteradamente que los incrementos previstos del 1% para el sueldo de los empleados públicos y del 0,25% para los jubilados son bajos. "Son muy moderadas, soy el primero en reconocerlo y desearía más", subrayó.

El anuncio de Maroto está en línea con las intenciones que ha mostrado el Ejecutivo en funciones en el último encuentro que mantuvo con los representantes de los trabajadores del sector público. En la cita, que se celebró el 29 de junio, apuntan con cautela fuentes de CSI-F, sindicato de funcionarios, el Ejecutivo se mostró receptivo con algunas de sus reivindicaciones, como la de establecer un plan para la recuperación del poder adquisitivo perdido por los funcionarios durante la crisis.

Si finalmente el sueldo de los funcionarios sube un 1% en 2017, será la segunda subida de salarios consecutiva que tendrán los empleados públicos después de la de 2016. Desde que 2010, se bajaron, estuvieron congelados hasta 2015.