_
_
_
_

El grupo chino Fosun ultima la venta de su 20% en Osborne

El conglomerado planea su retirada al no haberse cumplido los planes de expansión de la empresa familiar española en el mercado chino

Tomás e Ignacio Osborne, en la sede de la bodega en El Puerto de Santa María.
Tomás e Ignacio Osborne, en la sede de la bodega en El Puerto de Santa María. eduardo ruiz

El grupo chino Fosun, una de las mayores empresas de capital privado de China, está ultimando la venta de su participación en Osborne, la compañía española propietaria de marcas como Cinco Jotas, Sánchez Romero Carvajal o Anís del Mono. Ambas firmas están en negociaciones para cerrar la recompra por parte de la familia Osborne de la participación que ahora ostenta Fosun, del 20% del capital social. La recompra tendrá lugar “en las próximas semanas”, según ha informado la española en un comunicado.

Más información
China interroga a un rico magnate en la campaña anticorrupción
El grupo chino Fosun adquiere el 20% del capital de Osborne

Osborne quiere cambiar su hoja de ruta empresarial y, tan solo dos años después, la bodega anuncia que ha decidido recomprar las acciones y “deshacer la inversión de Fosun en el capital de Osborne”. Según el portal especializado en fusiones y adquisiciones MergerMarket, Osborne "no ha sido capaz de cumplir con el plan de expansión original de Fosun para el negocio en China". Por su parte, la bodega española afirma en su nota que “El objetivo del acuerdo estratégico, por el que Fosun tomó una participación en Osborne, era doble: por un lado el desarrollo comercial del mercado chino y por otro el acceso a operaciones de crecimiento inorgánico de gran envergadura”. Sin embargo, esa adquisición no ha llegado a buen término. “Tras valorar la situación del mercado y los elevados precios a los que se están realizando dichas operaciones, ambas compañías han decidido desestimar temporalmente el crecimiento por esta vía”, han puntualizado desde la empresa con sede en El Puerto de Santa María (Cádiz).

La intención ahora del grupo es realizar la recompra de acciones en las próximas semanas, por lo que el accionariado volverá a ser 100% español. Fuentes de Osborne han precisado que el plazo para realizar la adquisición era de 24 meses y que, tras descartar varias opciones de compra, han decidido devolver la inversión al grupo asiático. El importe de la transacción no trascendió, ya que ambas empresas estarían aún negociando los últimos flecos del acuerdo. Este diario trató de contactar, sin éxito, con varios de los portavoces de Fosun.

El gigante chino entró en Osborne en julio de 2014 mediante una ampliación de capital con el objetivo de impulsar el crecimiento de sus marcas en el gigante asiático. Por su parte, Fosun se interesó por la histórica empresa española por su segmento de productos de alta calidad y con el objetivo de diversificar su enorme cartera hacia el sector de la alimentación. Fosun tiene negocios en banca, seguros, comercio, productos de consumo, turismo, minería, farmacia o medios de comunicación.

Fosun, que en 2015 registró unos beneficios de 8.038 millones de yuanes (unos 1.090 millones de euros al cambio actual), es una de las firmas chinas más activas a la hora de invertir en el exterior. Su fundador es el multimillonario Guo Guangchang, al que muchos comparan con Warren Buffet. A finales de 2015, Guo desapareció durante cuatro días para colaborar con una investigación de la policía china. Los detalles de estas pesquisas no se han hecho públicas, pero estarían relacionadas con sus negocios personales y no los de Fosun, según informaron entonces varios medios locales.

Más allá de la citada operación accionarial, Osborne y Fosun mantendrán sus relaciones “que tan buenos frutos ha dado en los últimos dos años”, así como la colaboración para nuevos proyectos de crecimiento inorgánico que pudieran surgir. En el comunicado, desde Osborne resaltan que el acuerdo “ha permitido la aceleración del negocio en China así como la constitución de una filial y un equipo para atender al mercado localmente, lo que se traducido en un considerable incremento de las ventas en dicho mercado”. De hecho, actualmente China es el primer mercado internacional para la marca Cinco Jotas en una empresa de comidas y bebidas (con marcas como Carlos I, Cinco Jotas, Anís del Mono, Veterano o Magno) que posee 25% de facturación internacional.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_