Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El saludable gazpacho está de moda

El sector genera 113 millones de euros al año entre el consumo local y las exportaciones

Gazpacho
Línea de envasado de Alvalle, la marca de fabricante más vendida en España.

Cuando Cristóbal Colón trajo el tomate a España en el siglo XVI no imaginó que se convertiría en la base de la sopa fría nacional. Los campesinos andaluces inventaron el gazpacho en el siglo XIX al incorporar tomate a las pobres migas de su alimentación. Hoy, los fabricantes españoles de gazpacho (los únicos que hay en el mundo) hacen 65 millones de litros de la famosa sopa fría, facturan por ello 113 millones de euros, entran cada año en nuevos mercados, y generan un abanico de derivados realizados con frambuesas, fresas o sandía.

Los españoles beben 50 millones de litros de gazpacho, y el crecimiento de este mercado está asegurado. "Es un producto saludable y aceptado como parte de la comida veraniega. Los hogares españoles compraron más de 45 millones de litros en 2015 [por un valor de 92 millones de euros], y eso solo supone uno de cada tres hogares. La incorporación de nuevos hogares es una vía de crecimiento", dice Teresa Carrión, directora de cuentas de Nielsen.

Los millenials aceleran la incorporación del gazpacho a los hogares. "Los más jóvenes piden ingredientes naturales y sanos. Pensando en ellos he lanzado un gazpacho ecológico, creo que es el gazpacho del futuro. En Almería tenemos 850 hectáreas de agricultores que realizan cultivo ecológico solo para nosotros, y la mitad lo dedicamos a las verduras del gazpacho", cuenta José García Carrión, dueño de Grupo García Carrión.

El mercado español avanza con el calor, la ola veraniega de 2015 aumentó la venta en un 15%. "Veníamos de crecer un 10% en 2014, son cifras espectaculares, dado que el sector de la alimentación creció solo un 2,7% en 2015", explica Teresa Carrión. La desestacionalización es otra vía de crecimiento. "El 75% de la venta de gazpacho se hace de mayo a septiembre", apostilla la jefa de la consultora.

La incorporación de la hostelería y el aumento de las exportaciones han dado un mayor empuje al mercado. Los fabricantes venden directamente a hoteles y colectivos (hospitales, colegios o grandes empresas) otros cinco millones de litros y se exportan 15 millones más. Esto supone unos ingresos de 21 millones de euros. "La hostelería y los colectivos tirarán del crecimiento los próximos años e igualarán las ventas de las tiendas en cinco años. Nos preparamos para este crecimiento y también para las exportaciones. Solo vendemos medio millón de litros a Francia y estamos estableciendo comercializadores directos en América y Europa para dar un gran salto en 2017", predice José García Carrión.

Los grandes fabricantes

Dafsa. Produce 50 millones de litros de gazpacho de la marca Hacendado para Mercadona. En total produce para esta cadena de supermercados unos 250 millones de litros de zumos, horchatas, gazpachos, sopas crema y caldos. Facturó 185 millones de euros en 2014.

Alvalle. Hace 27 millones de litros de gazpacho. Es la marca más vendida y crece por encima del mercado. Alimentos del Valle creó el gazpacho envasado en 1991, Pepsi la compró en 1999 y cambió su nombre por Tropicana Alvalle.

AMC. Fabrica las marcas blancas de Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Lidl y para cadenas de otros países.

García Carrión. Hace 11 millones de litros de gazpacho, incluyendo la venta directa a hostelería. Seis millones de litros son de Don Simón, otros cuatro millones es marca blanca para Consum, Día o Ahorra Más, entre otros, y medio millón de litros para la marca Bertín Osborne.

Solfrio. Es la gran empresa mediana de los gazpachos. Vendió 800.000 litros en 2015.

Incluso Solfrio, la empresa mediana del sector con más volumen de ventas, lleva su producto a Francia, Reino Unido, Alemania, Suecia y Nueva Caledonia. "La exportación es nuestra gran apuesta, negociamos para entrar en África y Estados Unidos", indica Emilio Pérez Ruiz, dueño de la empresa.

El pionero

Sin embargo, Tropicana Alvalle es el gran exportador, además de la marca más vendida en España. La empresa vende 13,5 millones de litros de gazpacho (la mitad de su producción) a Bélgica, Reino Unido, Portugal y Francia, y Pepsico (su casa matriz) analiza nuevos mercados para la sopa fría. En los diez últimos años ha triplicado sus exportaciones y son un referente en Francia. "Estamos presentes con el gazpacho y en 2009 creamos una línea de sopas frías con zanahoria, sandía y hasta yogur aptas para ese mercado", cuenta el portavoz de Tropicana Alvalle.

El gazpacho llega a Japón de la mano de AMC, el principal fabricante para marca de la distribución (MDD) en España y en el exterior. Esta empresa incluso lo produce para Tesco (el gigante británico de la distribución). "Crecemos de forma muy significativa en la exportación de estos productos a Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, y a países asiáticos, como Japón", cuenta el portavoz de AMC.

Las cadenas de distribución son otra vía exportadora. "Este año venderemos 700.000 litros en nuestras tiendas de 16 países europeos, de nuestra marca. Es un producto que crece sin parar, en 2015 comercializamos 1,8 millones de litros de marca propia en España, y este año llegaremos a los dos millones", explica el portavoz de Lidl.

El mercado está en manos de los fabricantes españoles, y Mercadona es el vendedor a la cabeza. "En las grandes superficies y los supermercados se venden más de 47 millones de litros de gazpacho refrigerado, y 23,1 litros son de la marca Hacendado, fabricada por nosotros. Utilizamos 20.000 toneladas de verduras frescas para hacerlo", cuenta Francisco García, director comercial y de marketing de Dafsa.

No es fácil igualar el sabor casero del gazpacho, y en ese intento han fracasado algunas las multinacionales. El grupo estadounidense Heinz no lo logró con el gazpacho de su marca española Orlando y Nestlé también tuvo que retirar Ozú. "No llegó a cuajar porque utilizamos el formato de refresco saludable en lata en vez del brik familiar", cuenta el portavoz de Nestlé.

"En realidad, los gazpachos de Heinz y Nestlé fracasaron porque se conservaban a temperatura ambiente y para ello debían seguir un proceso de uperización. Eso implica calentarlo a 120 grados durante un par de minutos, con lo que tiene un sabor cercano al tomate frito y un regusto a aceite rancio", asegura Emilio Pérez Ruiz, dueño de Solfrio. Y añade: "El secreto del éxito del gazpacho envasado es que sea refrigerado. Así conserva un sabor natural porque está pasteurizado y no se calienta por encima de los 90 grados" .

El Corte Inglés supone una buena radiografía de la evolución del consumidor español. Vende once marcas con 20 referencias, y variedades por tipos de tomate y frutas. Su última incorporación es el gazpacho de Fresón de Palos, recién presentado en la Feria de Abril de Sevilla.

Más información